Publicado el: Jue, may 10th, 2012

Biografía de Cleopatra

Una de las reinas egipcias más conocidas fue sin duda Cleopatra. Amante de Julio César, tuvo un trágico final que marcaría el destino de Egipto. Fue la última reina del Antiguo Egipto perteneciente a la dinastía Ptolemaica, fundada por Ptolomeo I, uno de los generales de Alejandro Magno, y la última reina perteneciente al periodo helenístico de Egipto.

Su nombre completo era Cleopatra Filopator Nea Thea, aunque es conocida como Cleopatra VII o simplemente Cleopatra. Nació en el año 69 antes de Cristo. Sus padres eran Ptolomeo XII y Cleopatra V. Era una mujer culta que tenía conocimientos de distintas ciencias como la astronomía o la medicina. Heredó el trono a la edad de 17 años, responsabilidad que tuvo que compartir con su hermano Ptolomeo XIV, con el que tuvo que contraer matrimonio.

Cleopatra en las terrazas de Philae

Su reinado juntos duró poco tiempo, entre los años 51 y 49 antes de Cristo. Se producían continuos enfrentamientos entre ambos, lo que ocasionó la pérdida del trono por parte de Cleopatra. Ella, ávida de poder, decidió planear la muerte de su hermano para tener el camino libre hacia la política. Cuando la corte tuvo conocimiento de sus artimañas se vio obligada a huir.

Sin embargo, llegó un golpe de suerte. Las luchas civiles de Roma llegaron al país del Nilo y con ellas el emperador Julio César, que perseguía a su enemigo Pompeyo. Viendo el conflicto entre Cleopatra y su hermano, decide apoyarla pero éste último fallecería en la denominada Guerra Alejandrina, al igual que Pompeyo. Esto hizo que Cleopatra accediera al trono inmediatamente. Además, durante esta guerra se quemó la famosa biblioteca de Alejandría, perdiéndose para siempre.

Cleopatra y Julio César

Julio César se convirtió en el amante de la reina, naciendo de esta unión un hijo que llevaría el nombre de Cesarión. Sin embargo, al cabo del tiempo, César la abandona y hace que se case con su hermano Ptolomeo XIV, que aún era un niño. Cuándo César murió, Cleopatra se deshizo de su propio esposo al llegar a Egipto el sucesor de César, Marco Antonio, quien sería su gran amor. De su unión nacieron tres hijos, Tolomeo y los mellizos Alejandro y Cleopatra.

Poco tiempo después estalla la Guerra Ptolemaica. En ella, Augusto luchará contra Marco Antonio por el poder de Roma. Durante la batalla naval de Accio, Marco Antonio es vencido por Octavio, pero consigue huir a Alejandría donde se refugia junto con Cleopatra. Sin embargo, las tropas de Augusto logran tomar la ciudad, por lo que Marco Antonio se suicida.

Octavio tenía planes específicos para Cleopatra. Pretendía hacerla prisionera y mostrarla en Roma en los festejos del Triunfo, ahora que Egipto se había convertido en una provincia romana. Así lograría el fervor popular y sus aspiraciones políticas serían ampliamente respaldadas.

La muerte de Cleopatra

Cleopatra vio claras las intenciones de su enemigo y temiendo que terminara siendo una esclava decidió morir, tal y como había hecho su amado. Cleopatra se quitó la vida gracias a la mordedura de un áspid, una de las serpientes más venenosas, en el año 30 antes de Cristo. Las opiniones más románticas dicen que se quitó la vida debido a la muerte de su amado Marco Antonio. Antes de suicidarse, pidió a Octavio por medio de una carta que se la enterrase junto a Marco Antonio, deseo que le concedió aunque hasta hoy se desconoce el paradero de la sepultura de ambos amantes.

Comentarios

  1. anyel cristal dice:

    muy buen tema me encanto

  2. ASI SON LAS GLORIAS HUMANAS PASAJERAS Y EFIMERAS

  3. daniela dice:

    me encanta la historia sobre todo la antigua y me ha encantado la historia de cleopatra me parece muy interesante yo os la recomiendo

  4. [...] después, Marco Antonio había caído bajo la redes de la reina de Egipto, Cleopatra, de quien se había enamorado. Ésta gobernaba con una política más típicamente oriental, lo que [...]

  5. [...] recinto de Mut preservó su importancia incluso después de la conquista romana de Egipto en el año 30 antes de Cristo, pero comenzó a declinar poco después. Lamentablemente, el templo [...]

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2013 - Todos los derechos reservados