Publicado el: Lun, feb 21st, 2011

Definición de Historia

Definir la Historia es algo más difícil de lo que imaginamos. Podríamos decir que es la ciencia social que estudia nuestro pasado, y estaremos en lo correcto, pero ¿para quién? Aquí es donde debemos plantarnos y descubrir qué significados tiene la Historia pues varía según la época, como así según las ideologías de quienes la intenten definir. No es lo mismo una visión marxista que una liberal, pues se apoyan en diversos medios o acontecimientos para explicarla.

Clío, la musa de la Historia

Pero lo más importante es, sin duda, la época, pues para el mundo contemporáneo, la Historia  es la ciencia que estudia el pasado, pero en la antigüedad era la investigación del pasado muy cercano, vivido por los propios autores. En la actualidad las definiríamos como crónicas, pero para Heródoto, el primer Historiador, eso era Historia.

Ahora bien, las fuentes que se manejaban era exclusivamente dos, lo que había vivido el autor como mencionamos, pero también lo que habían vivido otros y se lo contaron a éste, aunque la credibilidad que posee no es la misma, con lo que en la actualidad no las podemos tomar como confiables. Sí basarnos en ellas pero tomando cada uno de los temas con pinzas.

Continuando con el ejemplo de Heródoto, tenemos los “Nueve Libros de la Historia“, donde nos narra las Guerras Médicas como así sus vivencias en el extranjero, agrupando toda la información que él mismo estaba viviendo en nueve tomos muy interesantes y fuentes empleadas en la actualidad por su gran fiabilidad.

En el mundo Grecorromano, por el contrario, la Historia era exclusivamente el pasado muy reciente, es decir de pocos años atrás, en tanto que todo lo anterior se le denominaba como “anticuaria“, con el agravante que no les interesaba estudiarla, investigarla o analizarla, sino que quedaba relegado totalmente.

Ya en la Edad Media la definición de Historia comienza a tomar la forma actual. Los monjes y pocos escribientes plasmaban en papel todas sus vivencias como así traducían y estudiaban todo lo acontecido antes, comenzando a darle más importancia a todo el pasado, siempre teniendo como objeto de estudio al ser humano en el transcurso del tiempo.

Leopold von Ranke

Llegado el siglo XIX, el alemán Leopold von Ranke (1795 – 1886), le da un carácter mucho más importante al que ocupaba hasta ese momento, siendo el máximo responsable que la Historia comenzase a estudiarse en Universidades europeas, aunque recién en el siglo XX se oficializa como ciencia importante, cuando en Berlín se inaugura la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad de la ciudad.

Cabe destacar además, que von Ranke es considerado el padre de la Historiografía científica, empleando así en el estudio de la historia únicamente las fuentes primarias, algo que le destaca sobre el resto de Historiadores anteriores. El por qué de ello es muy simple, cuando estudiamos el pasado, podemos caer en el error de creer en la bibliografía y no en las fuentes.

Lo que no tenemos en cuenta es que la bibliografía está escrita por alguien que leyó e interpretó de un modo la fuente primaria, con lo que, si leemos estos textos, estaremos aprendiendo información parcial y “contaminada” con la ideología o pensamiento del escritor, sea éste religioso, político, social, etc. Ante estas situaciones, von Ranke creía exclusivamente en las fuentes primarias y con ello el estudio de la Historia sería mucho más verídico.

Continuando el siglo XX (y dejando a un lado a von Ranke), comenzaron a crearse en varias universidades Facultades que enseñaban la Historia como ciencia, aunque la encontramos con otros nombres como Facultad de Humanidades, de Geografía e Historia o de Ciencias Sociales, hasta llegar a nuestro tiempo actual donde sí existen Cátedras dedicadas exclusivamente al estudio de ésta.

¿Qué es Historia?

Una diferenciación que no está de más aclarar es la de Historia con historia. La Historia (con mayúscula), es la disciplina en sí, en tanto que la historia (con minúscula) es el objeto de estudio de la primera. Así, la Historia se puede dividir en tres grandes ramas que nos dan la explicación final sobre qué es:

  1. Historiografía: Los textos donde están plasmados los acontecimientos pasados, realizados por Historiadores o entendidos.
  2. Historiología: El término creado por José Ortega y Gasset para indicar la reflexión sobre el pasado, es decir: no son los textos en los que estudiamos sino aquellos que nos enseñan la forma en el que la historia se nos ha dado a conocer.
  3. Historiosofía, o Filosofía de la Historia: Estudia el tiempo histórico junto a sus peculiaridades, especulando sobre el devenir humano e investigando a los personajes que, en definitiva, hacen nuestra historia.

Como conclusión final podemos decir que la Historia es el estudio de nuestro pasado, como así del devenir de la humanidad, aplicando técnicas de estudio objetivas y rigurosamente científicas si queremos obtener resultados reales (dejando a un lado ideologías, como ya lo mencionamos), y que se basa en diversos objetos de estudio, enmarcándolos en determinados períodos de tiempo, como así en personajes que son quienes en definitiva, lideran nuestro andar en el mundo.

Imágenes: Dominio Público

Comentarios

  1. […] resultado de esta negra mácula en la Historia española se saldó con una dura represión de los grupos idealistas de corte anarquista y la […]

  2. […] Definición de HIstoria redhistoria.com/definicion-de-historia/  por cazanoticias hace 4 segundos […]

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2013 - Todos los derechos reservados