Publicado el: Mar, Abr 19th, 2016

Descubiertos restos de plomo en la tinta de los papiros de Herculano

Un grupo de investigadores ha utilizado diferentes técnicas entre las que se encontraba la de imagen por rayos X para estudiar los restos de un papiro calcinado por la erupción del Vesubio hace unos 2.000 años. Gracias a sus investigaciones se consiguió analizar la tinta con la que fue escrito y ha revelado que fue escrito con una tinta que contenía plomo.

Posiblemente muchas personas pensarán que puede ser algo normal, pero no, no lo es. La razón es que este aditivo no comenzó a usarse en la escritura hasta varios siglos después, o al menos así lo dice la documentación existente acerca de ello.

Investigadores analizan los papiros de Herculano.

Investigadores analizan los papiros de Herculano.

A ello hay que sumar otro hallazgo de gran importancia, un texto que aparece escrito entre dos renglones, algo que no comenzó a utilizarse hasta la llegada de la baja Edad Media, lo que ha puesto en jaque a la comunidad internacional de investigadores e historiadores.

Cuando se produjo la erupción del Vesubio, las ciudades de Pompeya y Herculano quedaron enterradas por completo por la ceniza y el fuego. En Herculano había una villa que era conocida por ser del suegro de Julio César y que hoy en día es llamada popularmente como villa de los papiros, dado que contiene unos 1800 rollos de papiro, siendo esta la mayor biblioteca de la Antigüedad que se ha mantenido hasta nuestros días.

El problema es que cada vez que se ha intentado desenrollar alguno de ellos, acaban convirtiéndose en ceniza, haciendo mucho más difícil el estudio de este legado de la historia. A ello hay que sumar que los escribas de aquel entonces utilizaban carbón para fijar las palabras en los pergaminos, los cuales se compactaron y ennegrecieron a causa de las grandes temperaturas que tuvieron que soportar, lo que hace que se haya quedado negro sobre negro.

Uno de los análisis más recientes ha conseguido diferenciar la tinta del sustrato vegetal del papiro y también se ha demostrado que en lugar de carbón se ha usado una tinta con aditivos metálicos, exactamente plomo.

Entre las diferentes pruebas realizadas se llevó a cabo la fluorescencia por rayos X, permitiendo determinar el lugar en el que se iniciaba y acababa el trazo hecho por los escribas, lo que revela que el plomo no está ahí por cualquier clase de contaminación sino que la tinta contaba con este aditivo.

Para finalizar, respecto a los renglones, hay que destacar que no estaban hechos sino que formaban parte del propio papiro, eran hebras naturales, lo que sugiere que los escribas los utilizaran a modo de guía.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR