Publicado el: Jue, Ago 20th, 2015

Hallan un mosaico en una sinagoga en Galilea

Galilea

Excavaciones en la antigua sinagoga de Horvat Kur, en Israel, datada en el período Bizantino (s.IV-VII d.C.), han descubierto un mosaico parcialmente intacto de color en el suelo.

El mosaico consiste en un panel que muestra la parte superior de una menorá, y con una inscripción que menciona el nombre de El’azar, así como los nombres de su padre y abuelo.

La inscripciones son los nombres de El’azar, su padre Yudan y su abuelo Susu o Qoso. Estos hombres pudieron ser miembros influyentes en la comunidad judía local de Horvar Kur durante el período Bizantino. El’azar y sus antepasados quizá ayudaron a pagar la construcción de la sinagoga y el mosaico del suelo.

La menorá, un candelabro de siete brazos para velas, era uno de los símbolos religiosos más importantes en el antiguo judaísmo. Las inscripciones que mencionaban personas que hacían donaciones a edificios públicos eran característicos en los antiguos edificios públicos, incluyendo sinagogas judías, iglesias cristianas y templos paganos, pero la mezcla de nombres en la inscripción como la de Horvart Kur nunca había sido vista.

La menorá era muy habitual durante los tiempos antiguos judíos y durante el período Bizantino se convirtió en un símbolo muy popular en las sinagogas judías y podía ser símbolo de que esa sinagoga era más importante que otras para la comunidad judía. El mosaico de Horvat Kur confirma esta teoría y añade algunos nuevos detalles.

Después de que se acaben las excavaciones de verano, el mosaico será trasladado del lugar y transferido a los laboratorios del Museo de Israel para su conservación y restauración.

Horvat Kur se localiza en lo alto de una colina a pocos kilómetros de la costa del noroeste del Mar de Galilea, junto a antiguas ciudades judías como Magdala y Capernaun. También está cerca de un antiguo lugar de peregrinos cristianos importante como Tabgha. El mosaico añade un mayor valor cultural a la región.

Los análisis preliminares de los hallazgos en Horvat Kur indican que los monasterios cristianos y las ciudades judías tenían conexiones económicas muy intensas. Los hallazgos muestran además que el este rural de Galilea estaba recibiendo importaciones de regiones tan lejanas como el Norte de África, el Mar Negro y el sur y oeste de Turquía.

Desde 2007, excavaciones en Horvat Kur están bajo la dirección del ‘Kinneret Regional Project’, un grupo formado por un acuerdo entre la Universidad de Berna, la Universidad de Helsinki, la Universidad de Leiden y el Wofford College.

Sobre el autor

- Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR