Publicado el: Jue, Sep 10th, 2015

La tecnología moderna permite descifrar un pergamino hebreo de 1.500 años de antigüedad

 

Lena Liebman, en el laboratorio de la Autoridad de Antigüedades Israelí

Lena Liebman, en el laboratorio de la Autoridad de Antigüedades Israelí

La tecnología de última generación ha permitido a los académicos leer por primera vez el pergamino hebreo más antiguo encontrado desde los ‘Manuscritos del Mar Muerto, según han informado expertos israelíes y norteamericanos.

La pieza carbonizada del pergamino del siglo VI fue encontrado entre los fresnos de una sinagoga en Ein Gedi, en la costa del Mar Muerto, en 1970 pero hasta ahora había sido imposible leer su contenido.

Las tecnologías más avanzadas nos han permitido ‘desenrrollar’ virtualmente un pergamino de unos 1.500 años de antigüedad“, según ha explicado Pnina Shor de la Autoridad de Antigüedades Israelí.

“Después de los ‘Manuscritos del Mar Muerto’, este es uno de los hallazgos más significativos”, ha contado la propia Shor a los periodistas.

El arqueólogo Sefi Porat, que formó parte del equipo que excavó las ruinas en 1970 ha dicho: “Hemos intentado leer el pergamino, pero no tuvimos éxito. No podíamos saber lo que estaba escondido con la tecnología de entonces“.
Guardado por la Autoridad de Antigüedades Israelí en la oscuridad, con un clima controlado en una cámara junto con los ‘Manuscritos del Mar Muerto’, el pergamino permaneció como un libro cerrado hasta que el año pasado la compañía israelí ‘Merkel Technologies’ ofreció su escáner para examinar el pergamino.

Los resultados de los escáneres en 3D fueron enviados al departamento de informática de la Universidad de Kentucky, cuyo desarrollo digital ha permitido obtener las primeras imágenes del pergamino.

Shor cree que el pergamino completo debe contener la Torah entera, pero el profesor Bren Seales de la Universidad de Kentucky ha afirmado que es demasiado pronto para saber si se podrá recopilar información relevante del pergamino.
Shor afirma que el hallazgo rellena un importante hueco que había entre los ‘Manuscritos del Mar Muerto’, escritos hace 2.000 años, y el Código de Aleppo del siglo X. Los 870 ‘Manuscritos del Mar Muerto’ fueron descubiertos entre 1947 y 1956 en las cuevas de Qumran, encima del Mar Muerto.

Los documentos más antiguos datan del siglo III y los más recientes son del año 70, cuando las tropas romanas destruyeron el Segundo Templo Judío en Jerusalem. El Código de Alepo fue escrito en Galilea en el siglo X y fue así llamado por la ciudad siria en la que estuvo entre el siglo XIV hasta fue trasladado a Israel por el contrabando en 1950.

Sobre el autor

- Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR