Publicado el: Lun, Jun 15th, 2015

La vergüenza del arte vandálico en Roma

La fuente de la Plaza Navona ha sufrido varios actos vandálicos en los últimos años.

La fuente de la Plaza Navona ha sufrido varios actos vandálicos en los últimos años.

Roma es una ciudad que emana Historia, Arte y Cultura. Cualquier visitante debe incluir estas facetas de la ciudad en su viaje pero, sin embargo, hay algunos que prefieren hacer vandalismo y estropear los lugares históricos en lugar de apreciarlos.

El maltrato y falta de respeto hacia los monumentos antiguos, lugares importantes y arte en la ciudad provoca una batalla continua entre las autoridades y los criminales. No se trata solo de de limpiar y arreglar los desperfectos; coger a los culpables con las manos en la masa es lo más complicado y requiere los mayores esfuerzos.

Los vándalos son sigilosos y reservados, aguardan el momento oportuno, justo antes de que los guardias los puedan ver. El vandalismo prevalece en la ciudad de Roma, mucho más de lo que los Carabinieri o cualquier cuerpo de policía puede abordar en la ciudad.

Desafortunadamente, parece inmanejable y algo así sucede con Pincio Park, uno de los puntos más calientes para el crimen del arte en la ciudad. Estatuas de mármol de italianos famosos son pintarrajeadas por grafitis o sufren brutales ataques en sus narices y otras partes de su cuerpo, golpeadas con martillos. La Fontana de Trevi también ha sufrido el vandalismo cuando tinte rojo fue arrojado en sus aguas.

Otras serias ofensas han sido directamente hacia la Iglesia Católica, asaltando lugares santos como la Scala Santa, uno de los más importantes lugares de peregrinación del mundo. Otro acto de vandalismo ocurrió en 2011, cuando un hombre atacó una estatua del siglo XIX en la Piazza Navona con una piedra causando un serio daño pero gracias a que las piezas fueron recuperadas, pudo ser reparada.

No parece que a nadie se le ocurra ninguna solución a pesar de los esfuerzos que se han realizado recientemente. Lo que se hace es multar a quien comente actos de vandalismo.

Es irónico pensar que a pesar de que ahora en Roma tienen un problema con los grafitis, una vez los consideraron una forma de arte. De hecho, gran parte del arte que es conservado y considerado como patrimonio histórico ahora, como escenas pintadas en el Coliseo de gladiadores, eran realizados por los propios espectadores que asistían al Coliseo, pero mientras hace 2.000 años era aceptado, los tiempos han cambiado. Ahora es necesario proteger los monumentos históricos, las obras de arte, estatuas y la arquitectura alrededor de la ciudad.

Sobre el autor

- Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR