Publicado el: Mar, May 6th, 2014

Madrid inicia la búsqueda de los restos de Cervantes

miguel de cervantes retrato

Investigadores españoles han comenzado la búsqueda de los restos del conocido escritor Miguel de Cervantes. Aunque su obra “Las aventuras del ingeniosos hidalgo Don Quijote” fue reconocida como una obra maestra desde el primer momento de su publicación en 1605, los restos mortales de su autor descansan en una tumba sin nombre en el Convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid.

Sin embargo, esto no siempre fue así, pues desde el fallecimiento de Cervantes el 22 de abril de 1616 fue enterrado en una tumba debidamente señalizada. Cervantes fue quien eligió ser enterrado en el convento, que quedaba a poco tiempo de su casa. Lo eligió debido al profundo vínculo de gratitud que sentía para con la Orden Trinitaria.

En 1571, con 24 años, Miguel de Cervantes se unió al ejército español y luchó en la batalla de Lepanto, una batalla entre la Santa Liga de varios países europeos y el Imperio Otomano.

De acuerdo a un informe contemporáneo, Cervantes peleó con valentía, incluso estando enfermo y con fiebre. En el curso del enfrentamiento le dispararon tres veces, dos de ellas en el pecho y una en el brazo izquierdo. Este último le rompió el radio y el cúbito, además de cortarle un nervio, dejando su brazo izquierdo casi sin movimiento. Tras una convalecencia de seis meses luchó en barias batallas del Mediterráneo.

En 1575 su barco fue atacado por piratas argelinos y Cervantes fue tomado prisionero. Durante cinco años fue esclavo en Argel. Llevó a cabo varios intentos de fuga infructuosos, hasta que fue rescatado en 1580.

Su familia casi se arruinó para recaudar fondos para rescatarle a él y su hermano menor, Rodrigo; de hecho no hubieran sido capaces de afrontar los gastos sin la ayuda de los Trinitarios. La Orden de la Santísima Trinidad para la Redención de los Cautivos fue fundada a finales del siglo XII, cuando se rescataba a los cristianos capturados durante las cruzadas.

Por ello, Cervantes sentía una profunda gratitud, que le llevó a querer pasar la eternidad en el convento trinitario.

Desgraciadamente, en 1673 el convento fue reconstruido y ampliado y los restos de Cervantes junto con los de otras tantas personas, fueron desenterrados durante la construcción y enterrados de nuevo cuando finalizó la reforma, pero esta vez sin nombres que indicaran quién estaba en qué tumba.

La ciudad se verá beneficiada económicamente ante la posibilidad de que los turistas puedan ir a visitar la tumba del escritor más grande de España, pero esta no es la única motivación para dar con los restos de Cervantes.

Es además una figura mundialmente conocida y a día de hoy se tienen los métodos adecuados para encontrarle y darle digna sepultura. Fernando de Pardo, historiador a cargo del proyecto dice: “Él nos ha dado tanto, vamos a intentar por lo menos hacer algo por poner su nombre en una piedra, para diferenciarla de una tumba sin nombre”.

Este lunes, la docena de monjas de clausura que viven en el convento dejaron su hogar para que los técnicos comenzaran los barridos de cimientos y paredes. Al menos 15 personas han sido enterradas en el convento, por lo que cuando se encuentren restos, existe la posibilidad de que no sean del autor.

Sus heridas de guerra y su daño dental pueden ser fundamentales para identificar su cuerpo.

Los investigadores creen que si encuentran los restos del autor podrían ser capaces de hacer una reconstrucción facial para darnos un retrato confirmado de Miguel de Cervantes. Las investigaciones modernas no aceptan los retratos que se tienen de él.

Sobre el autor

- Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz. Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado

Ver 1 comentario
  1. […] Hace un año, os comentábamos que se estaban buscando los restos de Miguel de Cervantes en el Convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid, sitio en el que fue enterrado en 1616 pero que nunca se había podido encontrar, ya que en la ampliación del convento en 1673 los enterramientos no fueron marcados. […]

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR