Publicado el: Lun, Oct 26th, 2015

Napoleón IV y el ocaso de la casa imperial de los Bonaparte

napoleon iv

Napoleón IV

Muchas personas creen que el ocaso de la casa imperial de los Bonaparte llegó con la muerte de Napoleón III, pero lo cierto es que tuvo un hijo con su esposa Eugenia de Montijo llamado Napoleón Eugenio Luis Juan José Bonaparte. La historia del último miembro de esta línea sanguínea de emperadores revolucionarios es bastante triste, equiparable a la de Napoleón II.

Nació en París el 16 de marzo de 1856 como único hijo del emperador Napoleón III y muchos historiadores lo consideran “Napoleón IV”. Tras su nacimiento, obtuvo el título de Príncipe Imperial de Francia y el tratamiento de Su Alteza Imperial, así como la herencia del condado de Teba, por parte de su madre, y el condado de Pierrefonds, por parte de su padre. En un principio, todo el mundo le auguraba un gran futuro, ya que su padre gozaba del apoyo de la sociedad francesa para gobernar.

Los problemas llegaron cuando cayó el II Imperio Francés y se proclamó la III República Francesa el 4 de septiembre de 1870. Su padre había sido hecho prisionero y sus compatriotas no tenían especial interés en recuperarle, debido a las tensiones existentes dentro de algunos sectores de la sociedad con el depuesto emperador.

En cualquier caso, el joven Bonaparte tuvo que marcharse al exilio. Primero fue a Bélgica y, después, a Gran Bretaña. Allí se volvió a encontrar con su padre, quien moriría en 1873. La muerte de su progenitor hizo que los seguidores le proclamasen “Napoleón IV”.

La verdad es que podría haber sido un gran aspirante al trono de Francia. Gozaba de un talento brillante, de una vida privada excepcional y de una gran simpatía. Estos rasgos le situaban como una futura fuerza imperial. No obstante, el joven Bonaparte era consciente de que no todo se gana con un nombre, por lo que se unió al ejército británico para hacer carrera como militar.

Su primera misión consistió en ir a Sudáfrica a enfrentarse al ejército local. Napoleón IV se llevó consigo la espada de su tío abuelo Napoleón I para que le diera suerte y como símbolo de la gloria de su familia. Pero no fue así. El destino le tenía guardado el peor de los finales. Los zulúes tendieron una emboscada a su compañía y fue abatido en plena retirada. El joven soldado intentó luchar, pero sus enemigos le derrotaron y saquearon su cuerpo. La práctica habitual en el ejército zulú era la de desmembrar a sus rivales, pero no lo hicieron debido al coraje y la valentía que mostró luchando hasta el final. Los locales se conformaron con abrir su cuerpo en canal para que su espíritu pudiese cruzar a la otra vida.

Fue un triste final para el joven Bonaparte que sólo contaba con 23 años a sus espaldas. No tuvo descendencia, así que los derechos de sucesión pasaron a su primo segundo, el príncipe Napoleón Víctor Bonaparte, nieto de Jerónimo Bonaparte, hermano de Napoleón I. A partir de este momento, se puede dar por concluida la historia de la casa de los emperadores, ya que ninguno de los miembros de la rama de Jerónimo Bonaparte fue emperador de Francia.

Actualmente, todavía hay dos miembros vivos de la familia Bonaparte: Carlos Napoleón Bonaparte y Juan Cristofer Bonaparte. Ambos han ejercido cargos políticos en Francia, aunque muy lejos del estatus imperial de Napoleón III o el propio Napoleón IV.

Sobre el autor

- Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR