Publicado el: Lun, Mar 9th, 2015

Senebkay, el faraón que murió en batalla

El cráneo de Senebkay presenta varias heridas profundas realizadas con hachas de guerra.

El cráneo de Senebkay presenta varias heridas profundas realizadas con hachas de guerra.

Un reciente estudio realizado sobre Senebkay, uno de los faraones más antiguos que perteneció a la dinastía de Abidos, revela que éste fue asesinado en batalla hace más de 3.600 años. Esta investigación ha revelado también que falleció a causa de las 18 heridas en los huesos que recibió el faraón, siendo el más antiguo en morir en batalla.

Este dignatario egipcio no era tan conocido como muchos otros faraones de la época del antiguo Egipto, pero gracias a una expedición realizada por la Universidad de Pensilvania, comandada por el reputado arqueólogo Josef Wegner, encontró sus restos en una tumba en cuatro recámaras al sur de Abidos, a unos 500 kilómetros al sur de El Cairo.

Los textos que han sido hallados en la sepultura, revelan que el faraón era el hijo de Re, rey del Alto y del Bajo Egipto. El equipo encargado de investigar este hallazgo han declarado que los saqueadores de la antigüedad han destrozado la momia, pero con mucha paciencia y trabajo consiguieron recuperar prácticamente todas las partes del esqueleto, donde los resultados ya están disponibles para la comunidad internacional.

En el estudio se han proporcionado datos que revelan que Senebkay era muy diferente a lo que la historia siempre nos ha contado sobre las grandes personalidades de Egipto. En este caso medía entre 1,72 y 1,82 de altura, algo muy poco común en aquella época, pero uno de los hallazgos más importantes, según Wegner, es que Senebkay fue víctima de un asalto a manos de muchos agresores dado que la momia presenta nada menos que 18 heridas que penetraron los huesos.

Las heridas se encuentran en los pies, con profundos cortes, los tobillos y la parte baja de la espalda. Asimismo se han detectado muchos golpes en el cráneo con objetos que tienen características especiales, lo que revela que han sido las tradicionales de hachas de batalla utilizadas en Egipto en aquellos años.

La ciencia forense y los estudios revelan que los primeros golpes revelan que fueron infringidos en un momento en el que el faraón se encontraba en una posición elevada, quizá en un momento en el que estaba sobre un caballo o incluso en un carro. Fue en ese momento en el que primero cortaron la parte baja de la espalda y los tobillos para que éste cayese en el suelo, donde posteriormente le golpearon hasta la muerte a base de hachazos en la cabeza.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR