Publicado el: Mie, Jul 1st, 2015

Sorpresa ante el descubrimiento de un feto en el ataúd de un sacerdote en Suecia

Momia de Peder Winstrup. Crédito: Universidad de Lund.

Momia de Peder Winstrup. Crédito: Universidad de Lund.

Los investigadores del hospital de la Universidad de Lund quedaron muy sorprendidos cuando al realizar un escáner a la momia de un monje escandinavo encontraron los restos de un feto. La momia pertenece al sacerdote Peder Winstrup, un personaje histórico de cierta importancia en Escandinavia que murió en 1679. Los arqueólogos reflexionan sobre los motivos por los que se ha encontrado un feto en la tumba del sacerdote.

El cuerpo del sacerdote estaba siendo investigado porque se quería aprender sobre la salud y la vida de las personas en la Edad Media en Escandinavia. La Universidad de Lund ha informado de que el Padre Winstrup es una personalidad importante en los países nórdicos, siendo uno de los fundadores de la propia Universidad de Lund. Murió en 1679 y fue enterrado en la catedral de la ciudad un año después. El ataúd, junto con lo que contiene, es una auténtica cápsula del tiempo al año 1679 y el cuerpo se encuentra muy bien conservado.

La Universidad de Lund ha informado que los restos del Padre Winstrup se momificaron de manera natural como resultado del constante flujo de aire, la vegetación del ataúd, por la propia fecha del enterramiento que se produjo durante los meses de invierno y en general el clima y temperatura de la catedral.

El escáner ha revelado que Winstrup sufrió muchas enfermedades físicas incluyendo tuberculosis, neumonía, arterioesclerosis, piedras en la vesícula, osteoartritis y una lesión en el hombro. Aparte de esta información sobre el estado de salud del religioso, el escáner descubrió los restos de un delgado feto junto al pie del sacerdote.

Uno de los mayores descubrimientos cuando analizamos el escáner fue que nos dimos cuenta de que el sacerdote no estaba solo en el ataúd, sino que estaba acompañado de un bebé de unos cinco o seis meses“, explicaba Per Karsten, director del Museo de Historia de la Universidad de Lund.

Karsten piensa que el feto tiene alguna relación con Winstrup, quizás un hijo ilegítimo allí colocado. “Fue escondido de manera deliberada debajo del pie del religioso, al final del ataúd y a lo mejor hay una conexión entre Winstrup y ese niño, creo que fue allí colocado por alguno de los que organizaron el funeral del Padre Winstrup“, comentaba Karsten.

Se están realizando análisis de ADN para determinar si hay una correlación sanguínea entre el bebé y el sacerdote. Los restos del Padre Winstrup y su compañero de ataúd serán enterrados de nuevo una vez se hayan concluido las investigaciones.

Sobre el autor

- Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR