Publicado el: Lun, Abr 18th, 2016

Vuelve a investigarse la tumba de la reina Khennuwa

Las cámaras subterráneas de la pirámide real de Meroe, construidas en el siglo IV a.C, han sido abiertas después de casi un siglo desde que fuesen descubiertas. El objetivo ha sido la documentación e investigación arqueológica.

Según los expertos, la tumba subterránea, fue construida para la reina Khennuwa y está a unos 6 metros por debajo de la superficie. Además pueden presumir de contar con una impresionante decoración hecha con pinturas y diferentes textos jeroglíficos, muchos de ellos en un buen estado de conservación, lo que permitirá estudiar más a fondo este lugar y obtener valiosísima información.

Pirámide de la Reina Khennuwa en Meroe.

Pirámide de la Reina Khennuwa en Meroe.

La historia no considera a esta reina como una monarca cualquiera sino que gozaba de una gran importancia, al igual que el resto de monarcas de su pueblo. Reinaron desde el siglo 7 a.C. y crearon un enorme imperio que nacía al sur de una de las cataratas del Nilo, lo que hoy en día es Sudán.

Meroe fue la impresionante capital de este reino, emplazada a unos 200 kilómetros de la actual ciudad de Jartum y su reinado duró hasta el siglo 4 d.C.. Muchos de sus gobernantes fueron enterrados en las necrópolis reales emplazadas en las montañas a unos pocos kilómetros de la capital.

Khennuwa fue una de las gobernantes y fue enterrada en una de las primeras pirámides que se encuentran en estas necrópolis, pirámides menores en tamaño y también en fama que sus homólogas, las de Egipto, pero no por ello menos importantes.

Desde que fueron descubiertas han sido motivo de estudios e investigaciones por parte de muchos expertos, consiguiendo recopilar valiosa información que ha ido permitiendo unir las piezas del puzle de la historia de esta región.

Los trabajos de campo no son una novedad ni un descubrimiento, dado que la cámara de la reina fue descubierta y excavada en el año 1922 por George Reisner, del Museo de Bellas Artes de Boston, quien consiguió reunir valiosa información sobre la pirámide y toda su subestructura, información de la que apenas quedan unos cuantas fotografías y muchos legajos.

Con la reapertura de la pirámide se podrá investigar de una manera más exhaustiva gracias a las tecnologías existentes hoy en día, las cuales no solo ayudarán a conocer más sobre este lugar sino a preservarlo. El paso del tiempo no se ha portado mal los restos que hay en este lugar, muchos se encuentran en un buen estado de conservación, sobre todo si se tienen en cuenta los siglos que han pasado desde entonces.

Estaremos a la espera de que revelen más información sobre estas poco conocidas pirámides y sobre el pueblo que habitó la ciudad de Meroe.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribirme

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

* Campo obligatorio
Red Historia ©2011-2016 - Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR