Alemania devuelve hacha mesopotámica a Irak saqueada en 2003

Hacha de Ur

El gobierno alemán acaba de hacer entrega al embajador de Irak en su país, de un hacha de más de 4.500 años de antigüedad que perteneció a la ciudad mesopotámica de Ur y que fue empleada en la famosa batalla de esa ciudad.

Hacha de Ur

El hacha fue encontrada en Múnich y analizada en el Museo Romano-Germánico para datarla, determinando que pertenecía a esa fecha histórica. Sin embargo, no se trata de un descubrimiento, sino de una devolución pues, si bien se desconoce cuándo fue robada, se supone que ocurrió en el año 2003, cuando las tropas estadounidenses invadieron el país, momento en el que reinó el caos en el país.

De todos modos la noticia que se desprende de esto es otra, y es la advertencia que el gobierno iraquí ha dado de que Alemania se ha convertido en el centro internacional de tráfico de obras de arte ilegales, principalmente objetos salidos de tierras iraquíes, pues no es la primera vez que encuentran algo allí. Es más, en Múnich, donde se ha encontrado el hacha, ya se ha detenido a un distribuidor en el año 2004 y si bien no ha trascendido el nombre en esta ocasión, no sería de extrañar que se tratara del mismo.

Otra cosa que preocupa a las autoridades iraquíes es el tiempo que se han demorado en confiscar el hacha, reconocerla y devolverla, pues es un claro indicio de todo el camino que resta aún para poder erradicar definitivamente el contrabando ilegal de obras de arte de Alemania, como así de recuperar los tesoros que Irak tiene de su pasado.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro