Aragón reclama unos frescos del siglo XIII a Cataluña

El gobierno autónomo de Aragón ha solicitado la devolución de los frescos del siglo XIII que fueron retirados del monasterio de Santa María de Sigena en la Guerra Civil Española y que se encuentran actualmente en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona. Sin embargo, el gobierno de Cataluña se niega y aboga por mantener los frescos donde están porque según el  ministro de Cultura Catalán, Ferran Mascarrell, estas obras no existirían de no ser por su Comunidad.

frescos santa maria la real de sijena

Este no es un argumento sólido en términos jurídicos. Además, el gobierno catalán ha luchado en otras ocasiones para recuperar artículos de valor histórico que se encontraban en lugares bien conservados. A modo de ejemplo sirven los Papales de Salamanca, documentos que el dictador Franco obtuvo de diversas instituciones en 1939 y que han comenzado a ser repatriados tras décadas de procesos judiciales.

Aragón ha defendido la pertenencia de estos frescos, pero el gobierno no era el propietario del monasterio, por lo que carece de derechos para reclamarlos. Con la intervención de Juan Álvarez Mendizábal, primer ministro de la Reina Isabel II, se privatizó el monasterio y la Orden de los Hospitallers dejó de poseerlo. Desde 1985 la Orden de San Juan ha permitido a un grupo de monjas hermanas de Bethlehem y la Asunción de la Virgen y San Bruno seguir con la tradición de ración en Santa María de Sigena.

Puesto que a principios de este año el Vaticano cedió los derechos da Aragón, este gobierno tiene derecho de llevar a Cataluña a juicio en caso de que estos se nieguen a devolver las obras.

Los frescos fueron retirados por orden del gobierno en la Guerra Civil, por eso hay vestigios de la guerra como los papeles de Salamanca. El monasterio fue declarado monumento nacional en 1923, lo que supone un conflicto con la ley anterior en caso de retirar los frescos.

El monasterio Santa María de Sigena fue edificado en el siglo XII y presenta un estilo Romanesco con unos frescos que representan motivos vegetales y retratos de personajes bíblicos. Se cree que fueron elaborados por pintores ingleses. En 1936 fue saqueado y quemado por el bando republicano. Con el fin de salvar las piezas que quedaron en 1960, se trasladaron las obras al Museo Nacional en Barcelona.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.