Arqueólogos iraníes desentierran una antigua ciudad aqueménida

Un equipo de arqueólogos iraníes ha descubierto una antigua ciudad aqueménida, con una superficie superior a las 110 hectáreas.

Arqueólogos iraníes han desenterrado los restos de una zona residencial aqueménida durante las excavaciones en un antiguo monte en el norte de la provincia iraní de Khorasan. El portavoz de la Oficina de Patrimonio Cultural de Khorasan del Norte, Mohamad Javad-Jafari, explica que los restos pertenecen a una ciudad aqueménida con una superficie superior a 110 hectáreas. También advierte sobre el peligro del vandalismo de la zona, ya que ha sido dañado el 30 por ciento del yacimiento histórico.

Arqueólogos iraníes descubren una ciudad aqueménida

Según el experto, el área fue usada como zona residencial desde la Edad del Hierro hasta la era islámica, siendo el periodo de máximo bienestar el perteneciente a la etapa aqueménida. El monte Riba, el lugar donde se encuentra el yacimiento, está a tres kilómetros al oeste de Ashkhaneh, en el norte de la provincia iraní de Khorasan.

Además de las zonas residenciales, también han aparecido los restos de un castillo parto. Esta estructura fue construida cuando los Partos eran una entidad política en la lista de las provincias aqueménidas.

Arqueólogos iraníes desentierran una antigua ciudad aqueménida
Puntúa este artículo

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.