El ‘alien’ de Atacama era una niña con varias enfermedades óseas, indica un estudio

alien de atacama
Ata, el 'alien de Atacama', en realidad era una niña con varios problemas óseos y genéticos. Crédito: Universidad de Stanford

Un descubrimiento en el año 2003 en la parte trasera de una iglesia en el Desierto de Atacama en Chile, desató una enorme intriga internacional: un pequeño esqueleto momificado metido en una bolsa de cuero y que rápidamente se le conoció como el ‘alien’ de Atacama.

La idea de que era un extraterrestre fue desacreditada hace mucho tiempo, pese a que hasta el día de hoy sigue siendo objeto de exhibición en diferentes congresos de ufólogos, pero ahora, los investigadores explicaron que obtuvieron nuevos conocimientos del esqueleto gracias a un completo análisis genético del ‘alien’ de Atacama.

Resultados del análisis genético

El esqueleto pertenece a una niña muy pequeña con varias mutaciones genéticas raras, relacionadas con el enanismo, deformidades y aparente envejecimiento prematuro, como se muestra en el estudio publicado en Genome Research.

Anteriormente, los expertos habían explicado que los huesos parecían pertenecer a alguien de entre las edades de seis y ocho años, pero el desgaste óseo avanzado era probablemente una consecuencia de las deformidades del niño, y no un reflejo de su edad real.

De hecho, el estudio muestra que probablemente no vivió mucho tiempo y que pudo haber nacido prematuramente. “Dado el tamaño y la gravedad de las mutaciones, parece probable que la niña nació en un parto prematuro”, explican.

El esqueleto tampoco es antiguo, como se había planteado, sino que probablemente no tenga más de 40 años de antigüedad.

Utilizando ADN extraído de la médula ósea, los investigadores hicieron un análisis del genoma completo, determinado que era de Sudamérica, “con variaciones genéticas que la identificaban como procedente de la región andina habitada por los indígenas chilotes chilenos”, se explica.

El autor principal del estudio, Garry Nolan, profesor de microbiología e inmunología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, dijo que “se encontró una lista relativamente corta de mutaciones en genes que previamente se asociaban con el desarrollo óseo, en genes relacionados con el enanismo, escoliosis y anomalías musculoesqueléticas”.

Algunas de estas mutaciones eran conocidas por los científicos, pero otras son totalmente nuevas.

La forma en la que la niña llegó a tener estos defectos genéticos se desconoce, pero los investigadores sugieren que la contaminación de una mina cercana podría ser la responsable.

“Si bien sólo podemos especular sobre la causa de las múltiples mutaciones en el genoma de Ata, el espécimen fue encontrado en La Noria, una de las ciudad mineras de nitrato abandonadas en el Desierto de Atacama, lo que sugiere que la exposición prenatal al nitrato, que daña el ADN, probablemente fue determinante”.

Nolan dijo a su vez, que el descubrimiento podría conducir a tratamientos para personas con problemas óseos. “Tal vez haya una manera de acelerar el crecimiento óseo en personas que lo necesitan”, explicó.

“Nada así se había visto antes. Ciertamente, nadie había estudiado su genética”, comentó, y finalizó instando a devolver el esqueleto, actualmente en propiedad de un coleccionista español, a Chile, “para que sea enterrado de acuerdo con las costumbres de la población local”.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro