InicioArtículos de interésClaves para escribir un libro

Claves para escribir un libro

- Advertisement -

Escribir un libro es una tarea que requiere mucho esfuerzo y mucha concentración, pero también es un camino bonito y reconfortante cuando has terminado y puedes compartirlo con el resto de personas al publicarlo.

A continuación, te damos las claves y todo lo que tienes que saber para escribir un libro. Además, si quieres saber más, en la web de editorial mirahadas puedes encontrar cómo publicar un libro, cómo escribirlo y te pueden ayudar en todo el proceso.

Tener un espacio creativo para que las ideas vayan a ti

Escribir un libro te va a llevar largas horas y horas sentado frente al papel en blanco, así que lo mejor es que busques un lugar agradable, que te sirva de inspiración y que estés cómodo.

Comienza por una mesa ordenada para no distraerte y una silla cómoda para que tu estés a gusto. Después, lo ideal es que tu habitación no tenga ruidos molestos de la calle ni de otras estancias. Recuerda que necesitas concentración.

Si eres de esas personas creativas que necesitan cambiar de ambiente para inspirarse, no tienes por qué seguir los pasos anteriores, aunque sí es recomendable que estés donde estés, tengas un orden y una tranquilidad.

Hay quien se inspira en un parque disfrutando del sol, una biblioteca o un rincón preferido al aire libre al lado de un río, todo es válido siempre que tu estés a gusto.

Planificar cada paso y elegir el tema de tu libro

Planificar es esencial a la hora de comenzar a escribir un libro, y mucho más si es largo. Si no creas una estructura clara, te acabarás liando y no enfocarás bien lo que quieres transmitir. Sobre un marco general, podrás modificar pequeños cambios del libro.

Ten claro la temática y el género de tu libro. Este punto condicionará en la creación y la evolución del mismo, al igual que su tono y expresión. La pregunta que debes hacerte antes de nada es qué quieres transmitir a quien lea tu libro, qué quieres contar y cómo.

Las posibilidades de elegir un género para tu libro son muchas: novela, poesía, autobiografía, teatro, entre muchos otros. Escoge el que más conozcas o el que creas que puedas escribir más cómodamente.

Ahora tienes que desarrollar los personajes de tu libro. Tienes que tener claro cómo son físicamente y lo más importante, cuáles son sus motivaciones, sus pensamientos, ya que a raíz de esto actuarán de una manera u otra frente a los posibles conflictos.

Mucho cuidado al escribir un libro basado en el pasado

Esto es muy importante. Si vas a escribir una historia basándote en el pasado, tienes que poner especial atención a los hechos reales que se produjeron en ese momento. Por ejemplo, no puedes nombrar objetos que a lo mejor no existían todavía o explicar lo que consiguió un personaje famoso si no existía aun. Si cometes errores de contexto, tu libro perderá credibilidad y tu también.

Proponer fechas y objetivos

Escribir un libro es un trabajo que te llevará varios meses o incluso años. Por eso, es importante que te marques fechas para no perder el tiempo. Es verdad que habrá días más inspiradores que otros pero quizás semanalmente, puedes comprometerte a completar un cierto número de capítulos o de palabras.

No te pongas fechas imposibles que sabes que no vas a poder cumplir. Hay que ser realista aunque vayas un poco más lento y aprovecha esos días que tengas más inspiradores para avanzar en tu libro.

La importancia del primer capítulo

Este punto es vital para llamar la atención al lector y engancharlo a seguir leyendo tu libro. Piensa bien qué quieres mostrar para que despiertes interés en la lectura. Se directo, rápido y atractivo en tu comienzo.

Otras claves a tener en cuenta para escribir un libro

Ya tienes tu espacio elegido para escribir tu libro, tienes la idea, el género y algunas planificaciones a largo plazo, pero hay más claves interesantes para escribir un libro:

  • El lenguaje. Utiliza un lenguaje claro y sencillo para que cualquier lector pueda entender y entretenerse con tu escritura. Si comienzan a leer tu libro y no se entiende o tienes palabras raras, dejarán la lectura por aburrimiento.
  • Los párrafos. Se aconseja no hacer párrafos largos que visualmente aburren y no incitan a seguir leyendo. Los cortos se leen mejor, son más llevaderos.
  • Las frases, ni muy largas ni muy cortas. Si escribes frases cortas, quedará muy escueto y si son largas, aburren. Lo ideal intercalar ambas para que hay variedad.
  • Los conectores. Está bien usarlos porque sirven para unir oraciones pero no abuses de ellos porque entonces escribirás mucho diciendo muy poco.
  • Las preguntas. Plantear preguntas es algo positivo en la lectura para mantener expectante al lector y además, enriquece la lectura.
  • Las metáforas. Son típicas de la poesía pero también pueden encajar muy bien en una buena novela. Añade algunas a tu libro para que tu lectura sea más atractiva.
  • La descripción. La descripción es una manera de enriquecer la escena o el personaje, cuanto más describas a la persona o el lugar, mejor idea tendrá el lector de lo que quieres transmitir. Y mejor entenderá por qué actúa de una manera o por qué sucede tal cosa.
- Advertisement -

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.