Cómo Internet ayuda a descifrar la cultura maya

Los estudiosos comenzaron a descifrar el lenguaje maya hace muchos años y ahora Internet está ayudando a terminar esta labor para por fin, poder escribir la historia de esta gran civilización mesoamericana.

Antes de que su civilización se derrumbara, 600 años de la llegada de los españoles al Nuevo Mundo, los mayas dominaron gran parte de América Central y el sur del actual México durante al menos 1000 años. Los secretos de su escritura comenzaron a revelarse en los años 1950 y 1960 acelerándose en la década de 1970, pero todavía queda mucho por hacer sobre sus tallas e inscripciones que han permanecido durante siglos en las ruinas de la selva.

color azul maya

David Stuart, arqueólogo de la Universidad de Texas y uno de los principales expertos de la cultura maya, hace cinco años llevó a cabo la creación de un blog en el que se podría intercambiar recíprocamente información sobre este tipo de escritura. El blog denominado “Maya Decipherment” puso en contacto a numerosos estudiosos y aficionados que mediante sus comentarios debatían y refinaban las traducciones que se habían realizado y por hacer. Aunque aún queda mucho trabajo, mediante el uso de internet todo está siendo mucho más rápido.

El pasado mes, por ejemplo, Stuart publicó las nuevas excavaciones de Guatemala que sugieren que los mayas no eran descendientes directos de la cultura olmeca temprana, hipótesis que había sido mantenida por otros arqueólogos durante mucho tiempo.

Cuando los españoles llegaron a América Central llevaron a cabo una purga para eliminar los escritos de los paganos que continuaban trabajando en lengua maya, acontecimiento al que sobrevivieron tres libros que fueron redescubiertos en los siglos XVIII y XIX y denominados Códice de Dresde, Códice de París y Códice de Madrid. Stuart describe estos códices como “manuales para los sacerdotes” los cuales se centran en los cálculos astronómicos muy elaborados y precisos. Durante la era colonial española, el obispo Diego de Landa hizo todo lo posible por conseguir escribas que entendieran la lengua maya y así poder traducir los grifos mayas en el alfabeto español.

Durante un tiempo se construyeron mitos como que los mayas eran un pueblo amante de la paz, preocupados por la ciencia y el ritual o que el 21 de diciembre de 2012 era considerado como el fin del mundo. Estas ideas eran erróneas, los mayas lucharon guerras, conquistaron territorios y trataron mal a sus enemigos igual que cualquier otro ser humano y además lo que se ha venido pensando como el día del juicio final era no más que, un final sí, pero un final de una “Cuenta Larga”.

Los escribas mayas escribieron durante siglos sobre grandes acontecimientos en una lengua que no ha cambiado muchos con el transcurso de los años. En el maya, hoy en día, se pueden entender algunos conceptos pero lo que resulta difícil es comprender el texto en su conjunto.

Los texto eran una combinación de arte y lengua, una combinación de la que si se conocieran los patrones por los que se guía serían predecibles, pero los mayas escriben de maneras particulares e incluso en muchos casos individuales sin seguir un patrón fijo.

Por ejemplo, mientras que la palabra “k’uh” significa “dios”, la misma palabra aparece en otros textos separada en silabas ‘k’u” y ‘ hu‘.

Una vez que el sistema de traducción se vio más o menos resuelto ahora se enfrentan a multitud de inscripciones diferentes de las que todavía continúa con su traducción.

Cuando Stuart comenzó su carrera hace treinta años la única herramienta de la que disponía era de papel y lápiz, ahora con los adelantos tecnológicos se puede comunicar con cualquier persona en el mundo que tenga acceso a Internet. Los estudiosos alejados entre ellos ahora pueden formar un grupo y avanzar con más rapidez.

Nací en Madrid el 27 de agosto de 1988 y desde entonces comencé una obra de la que no hay ejemplo. Fascinada tanto por los números como por las letras y amante de lo desconocido, por ello soy una futura licenciada en Economía y Periodismo. Interesada en entender la vida y las fuerzas que la han forjado. Todo es más fácil, más útil y más apasionante si con una mirada hacia nuestro pasado logramos mejorar nuestro futuro y para ello…la Historia.