Confiscadas antigüedades incas que se vendían a los turistas en Cuzco

Autoridades peruanas han confiscado varios objetos incas que se vendían en tiendas del centro histórico de la ciudad de Cuzco.

objeto inca confiscado peru

El algunas tiendas del centro histórico de la ciudad de Cuzco (Perú), las autoridades han requisado antigüedades de época pre-Inca e Inca que se vendían a turistas en algunas tiendas.

La máxima autoridad policial, Yuri Cervantes, ha declarado que en total se han confiscado 180 objetos (cerámicas, textiles y artilugios de metal) pertenecientes a las culturas de Chimu y Chancay. La mayoría de ellas se han extraído de las tiendas del Pasaje Inca Roca de Cusco, en el barrio de San Blas. Probablemente fueron encontrados por saqueadores de tumbas y ladrones.

Los responsables de la venta de estas antigüedades pasarán a disposición judicial, pues la ley peruana por supuesto contempla la prohibición de la venta y contrabando de bienes artísticos y patrimoniales, tanto de época prehispánica como colonial, y también su salida del país al extranjero. Las colecciones privadas sí están permitidas, previo registro de las mismas en el Ministerio de Cultura del país.

Al tratarse de un Estado con una rica historia y con un interés especial para el turismo en el caso de la cultura Inca, el problema de los robos y saqueos es frecuente en Perú, dado lo lucrativo que puede llegar a ser el negocio. El gobierno peruano ha firmado acuerdos con otros países para prevenir e impedir el contrabando de antigüedades: una tarea del todo complicada debido a la alta demanda de estos bienes en el mercado negro internacional.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.