Desacuerdo en las entradas al parque arqueológico de Segóbriga

El grupo socialista no está de acuerdo con el cobro de las entradas de nueve euros a los interesados en visitar el parque arqueológico de Segóbriga con ciertas actividades. Por ello el grupo, cuya portavoz es Carmen Torralba, se ha abstenido en la votación esgrimiendo que desconocen las razones por las que se va a cobrar nueve euros.

segobriga

Por su parte, el vicepresidente económico de la Diputación Provincial de Cuenca, Julián Huete defiende la medida asegurando que cumplen “los informes jurídicos de intervención”.

Junto con estas tasas de entrada al recinto arqueológico se encuentran la de cinco euros para la entrada general. Los estudiantes tendrán que abonar 2,5 euros. Para los mayores de 65 años y menores de 11 se cobrarán un euro, mientras que los menores de seis años podrán acceder gratis.

El cobro de estas tasas forma parte de un nuevo proyecto dado a conocer por Huete en el Pleno Ordinario de septiembre, por el que se ha acordado que la empresa pública Tragsa será la encargada de gestionar las actividades de ocio del parque arqueológico de Segóbriga.

El vicepresidente resaltó que la concesión que se va a llevar a cabo imposibilitará la privatización del proyecto ya que la administración será la responsable del contrato. En este apartado concreto, la oposición socialista se ha mostrado a favor pues, según ha declarado Torralba, se trata de una empresa pública cuya gestión será muy efectiva, teniendo en cuenta que “las malas hierbas están a un metro y la única gestión que ha habido es cada uno por allí con los cascos puestos a su buena ventura”.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.