Descubiertos tesoros de más de 2.000 años en el naufragio más famoso de la Grecia Antigua

Buzos realizando trabajos en Anticitera.
Buzos realizando trabajos en Anticitera.

El mecanismo de la máquina de Anticitera llevó nada menos que medio siglo para saber cómo funcionaba, pero al final se determinó que se trataba de una compleja pieza de engranajes que servía para poder predecir el movimiento tanto de los planetas como de las estrellas, siendo considerado este dispositivo como el primer ordenador del mundo, el cual formaba parte de un valioso tesoro que dejó el naufragio de un barco romano en la isla griega de Anticitera en el año 65 a.C.

Esto formó parte del primero de los proyectos en esta zona y se coronó como uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del pasado siglo XX. Pero este proyecto no finalizó con ello y se continuó investigando, aunque con bastante espacio en el tiempo, exactamente hasta el año 2014, donde el Instituto Oceanográfico de Woods Hole (Estados Unidos) encabeza junto al Gobierno griego el trabajo en esta segunda fase del proyecto.

La segunda parte ha finalizado recientemente y ya se han avanzado algunos de los hallazgos realizados entre los que destaca el descubrimiento de más de 50 piezas que cuentan con más de 2.000 años de antigüedad entre las que se encuentran un ánfora en un estado de conservación realmente estupendo, una piedra cincelada rectangular, una jarra de mesa, trozos de vidrio, hierro y bronce, una pieza de bronce que parece haber sido el brazo de un trono y un trozo de flauta hecha con hueso.

El encargado del proyecto, Brendan Foley, afirmó que existen tres razones de peso que explican claramente por qué el naufragio ha sido tan poco explorado. Primero, porque es un sitio profundo y complejo para trabajar sin provocar daños a los buzos. Segundo, porque debido a la profundidad y a la lejanía de la isla resulta un lugar muy caro para excavar y en tercer lugar, debido a la profundidad, se requieren los equipos más avanzados dado que el tiempo de buceo es bastante limitado.

Asimismo ha asegurado que los buzos de su expedición hicieron un doctorado hace cuatro años, declarando que son el primer equipo de arqueólogos explorando este lugar, donde seguramente podrían llegar a encontrar muchas más piezas sumergidas, aunque el trabajo no consiste solo en rescatarlas del mar sino mantenerlas en el mejor estado posible, lo que requiere un gran cantidad de dinero y de tiempo, aunque de momento solo se centran en lo que podrán encontrar en próximas temporadas, porque están totalmente convencidos de que este lugar tiene aún muchos secretos que compartir.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

more recommended stories