jueves, diciembre 3, 2020
Inicio Arqueología Asia Descubren en China los restos de un nuevo dinosaurio de cuello largo

Descubren en China los restos de un nuevo dinosaurio de cuello largo

Dragón Qinjiang. Crédito: Xing Lida
Dragón Qinjiang. Crédito: Xing Lida

Un equipo de paleontólogos de la Universidad de Alberta, en Canadá, han descubierto recientemente en China una nueva especie de dinosaurio de cuello largo que podría ser como uno de los dragones de la mitología de este país. El hallazgo fue descrito en el Journal of Vertebrate Paleontology y lo han llamado Qijianglong. Este dinosaurio tenía aproximadamente unos 15 metros de longitud y se estima que vivió hace unos 160 millones de años, en la época del Jurásico Tardío.

El nombre de este dinosaurio quiere decir en chino “Dragon de Qijiang” dado que el descubrimiento fue realizado muy cerca de esta localidad. Aunque el yacimiento ya existía desde el año 2006 no fue hasta hace poco cuando los trabajos de excavación permitieron descubrir este nuevo dinosaurio de cuello largo.

Esta especie pertenece a un grupo de dinosaurios llamados mamenchisauridos, los cuales se caracterizaban por contar con larguísimos cuellos que podían llegar a medir incluso la mitad de la longitud de su propio cuerpo. Hay que destacar que muchos de los saurópodos o dinosaurios de cuello largo contaban con un cuello de alrededor un tercio de la longitud de su cuerpo, lo que demuestra que el que se ha encontrado recientemente es verdaderamente enorme.

Una de las características que más ha llamado la atención de los paleontólogos fue que la cabeza aún estaba unida. Ante este caso, Tetsuto Miyashita, uno de los autores del hallazgo, declaró que: “Es muy raro encontrarnos con un cuello y una cabeza de dinosaurio largo unidos, dado que la cabeza, al ser tan pequeña, puede desprenderse con cierta facilidad tras la muerte del animal”.

Supuestamente, para sujetar ese enorme peso se pensaría directamente que contarían con unos enormes y poderosos músculos, pero según las primeras investigaciones, el Qijianglong contaba con una ventaja frente a otros animales de cuello largo, sus vértebras se llenaban de aire, con lo que sus cuellos eran ligeros, independientemente de su tamaño, lo que les hace unas criaturas únicas.

Actualmente, los restos del Dragon de Qijiang se encuentran en un museo local en la propia Qijiang City y muchos estudiosos se han podido preguntar si la longitud de este animal pudo tener algo que ver con la mitología china, dado que el dragón siempre es representado con una longitud muy larga, lo que podría demostrar que se trata de que la longitud de su cuello ha sido relatada generación tras generación durante muchos siglos.

Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Historia de las cajas fuertes y la evolución de la herrería

La revolución tecnológica constante en la que vivimos hace que cada año se creen y cierren diferentes empresas familiares en todos los...

Reseña y características de ‘Las Flores del Mal’ de Charles Baudelaire

Charles Pierre Baudelaire fue un ensayista y poeta nacido en parís en el año 1821. Su obra más reconocida es 'Las Flores...

Biografía de Amalia Nieto

Amalia Nieto (1907-2003) nace en Montevideo en una familia acomodada. Su padre, el Dr. Manuel Benito Nieto, pionero en cirugía cardíaca, es...

El deshielo permite encontrar un tesoro de flechas de 6.000 años de antigüedad en Noruega

El hallazgo fue realizado en la ladera de una montaña en Noruega, donde también se recuperaron zapatos, textiles y huesos de reno.

Comentarios