Descubrimientos arqueológicos importantes en Nuevo México

En el año 2000, el arqueólogo Robert Dello-Russo fue contratado por el Centro de Energía, Investigación y Prueba de Materiales (EMERTC por sus siglas en inglés) para trabajar para el Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México con la finalidad de analizar la tierra donde tenían pensado construir un centro de investigaciones de explosivos.

Querían asegurarse de que no hubiese ningún resto arqueológico que lo impidiese dado que la zona estaba plagada de ellos. Cuando Dello-Russo comenzó a investigar encontró mucho más de lo que esperaba en un principio.

Se descubrió un gran número de muestras que se remontan al periodo Holoceno, lo que hizo que aumentasen las sospechas de que se encontraban con un lugar que podría estar repleto de restos arqueológicos. Se encontró una barranca de agua paleo-india y otros lugares de importancia, revelando que este lugar estuvo poblado por homínidos o humanos hace miles de años.

Asimismo se encontraron restos de grandes bisontes lanudos, los cuales poblaron la zona suroeste de Estados Unidos desde hace miles de años. Estos animales eran un claro objetivo para cazadores que vivieron en esta zona entre 9.000 y 13.000 años y fueron cazados por los cazadores también durante mucho tiempo, dejando restos que fueron descubiertos en esta zona.

Importantes descubrimientos prehistóricos en Nuevo México. Crédito: EMERTC
Importantes descubrimientos prehistóricos en Nuevo México. Crédito: EMERTC

Con las muchas investigaciones que se han llevado a cabo desde el año 2000 tanto por Dello-Russo como por sus colegas de especialidad, se ha vuelto en muchas ocasiones a este lugar para seguir estudiándolo y se han encontrado cada vez más y más evidencias.

Entre estas evidencias se destaca que este lugar fue poblado por los primeros humanos conocidos, los paleo-indios, anteriores a los nativos americanos, demostrando que eran cazadores, razón por la cual se han encontrado restos de armas y utensilios que pudieron haber sido usados para cazar.

Lo que no se sabe, al menos hasta ahora, es cuántas generaciones de cazadores hubo durante este periodo. Se han hecho diferentes comparaciones cronológicas y se estima que recorrieron estos paisajes entre 12.000 y 8.000 años antes de la aparición de los primeros indios nativos americanos, aunque hay que continuar investigando para poder conseguir cifras más exactas.

Además de poder aprender más sobre la evolución humana, también se puede conocer también cómo evolucionó el bisonte, pero para ello hay que realizar muchas más investigaciones que se alargarán en el tiempo, pero que traerán mucha información que será de gran utilidad para conocer más sobre el pasado de esta zona.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro