El escáner al hombre de Worsley indica que fue asesinado hace 2.000 años

Tras un escáner al cráneo del hombre de Worsley, se obtuvieron datos que dejan ver que su muerte se debió a un asesinato, con altas probabilidades de ser parte de un ritual.

La cabeza de un hombre de la Edad del Hierro que murió hace casi 2.000 años, ha sido estudiada en un hospital de Manchester, con el objetivo de arrojar luz sobre las causas de su muerte.

La cabeza pertenece al denominado “Worsley Man” y se cree que vivió alrededor del año 100 d.C., cuando los romanos ocuparon la mayor parte de Gran Bretaña. Desde su descubrimiento en un pantano en Salford en el año 1958, la cabeza ha estado en posesión del Manchester Museum, hasta que ahora se ha decidido enviarla al Manchester Children`s Hospital para hacerles estudios más profundos.

Cráneo del «Hombre de Worsley» en el escáner

Los médicos expresaron que la tomografía computarizada que le fue realizada les permitió ver restos de daños en el cuello, casi con toda seguridad provocados por una ligadura, lo que lleva a los investigadores a pensar que su muerte violenta en el entorno de los 20 o 30 años que tendría, sería o bien por robo o bien por un sacrificio.

Bryan Sitch, curador de arqueología del Museo de Manchester, dijo que además podría haber sido golpeado en la cabeza con un garrote y luego decapitado. Además expresó que “es extraordinario el nivel de violencia, lo que indica que podría haber algún tipo de ritual detrás de esto”.

Finalizó comentando que “el personal de radiología del hospital se mostró muy emocionado de tener un paciente con 2.000 años de antigüedad”.

Fuente: BBC

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.