Publicado el: Vie, May 22nd, 2015

El incesto entre hermanos pudo provocar faraones más bajos

El incesto, posible causa de la baja estatura de muchos faraones egipcios.

El incesto, posible causa de la baja estatura de muchos faraones egipcios.

Recientemente se ha realizado una investigación a 259 momias del Antiguo Egipto y se afirma que los matrimonios entre hermanos faraones, algo bastante común en aquella época porque supuestamente se mantenía el linaje sagrado, pudo tener mucho que ver con la altura de sus hijos.

Franbk Rühli, director del Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zurich, y su equipo de investigadores está de acuerdo en que los matrimonios incestuosos sí tuvieron que ver mucho con la altura de su estirpe.

En declaraciones a diferentes medios de comunicación especializados, Rühli afirmó que esto era algo muy normal en el Antiguo Egipto y que se puede comprobar las diferentes alturas con las que contaron muchos de los faraones durante la historia.

Para el estudio utilizaron las diferentes alturas de los faraones y las compararon con las de los plebeyos, lo que demostró que en la mayoría de casos, el faraón siempre tuvo una altura muy diferente que la media del pueblo llano, lo que revela una consanguinidad entre sus padres.

A lo largo de la historia del Antiguo Egipto ha habido muy poca diferencia de altura entre las faraonas o reinas y las mujeres plebeyas, pero donde sí se notó más fue en los faraones, los cuales eran más alto que el resto de su pueblo.

Según aparece en el estudio, la altura media de la población masculina varió desde los 1,61 del Imperio Nuevo a los 1,69 del periodo dinástico temprano, promediando 165,7cm de media para todos los periodos de tiempo.

Por su parte para las mujeres en el Periodo Tardío tenían una media de 1,55 y de 1,59 en el periodo dinástico temprano, con una estatura promedio de 1,57 aproximadamente. La altura de los reyes era de una media de 1,66, aunque el faraón más alto, según la historia, fue Ramsés II, quien llegó a medir 1,73 y su mujer, la reina Nefertari-meri-em-Mut, midió 1,65, bastante alta para su época.

Para el estudio también se usó un patrón de variación de altura, lo que demostró que los ricos y los pobres habitaban en entornos homogéneos, mientras que los grupos medios vivían en ambientes más variables.

Por su parte, Barry Bogin, profesor de antropología biológica de la Universidad de Loughborough, en el Reino Unido, declaró que: “la altura media y la variación de la altura refleja muy bien la calidad del medio ambiente. Un buen ambiente de los hombres como reyes y faraones podría también haber influido en la variación de la altura con respecto a la de los plebeyos”.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados