Publicado el: Lun, May 18th, 2015

El oscuro secreto de la industria de las momias de animales en el Antiguo Egipto

Gato momificado. Crédito: Wikimedia Commons.

Gato momificado. Crédito: Wikimedia Commons.

70 millones de momias de animales han sido encontradas en la catacumbas de Egipto, entre los que encontramos gatos, pájaros, roedores e incluso cocodrilos. Pero lo sorprendente es que los investigadores que han escaneado las momias de los animales las han encontrado en su mayoría, vacías.

Un equipo de radiógrafos y egiptólogos de la Universidad de Manchester han utilizado los últimos avances médicos para escanear las momias de los animales, recogidos de hasta 30 lugares distintos de Egipto durante los siglos XIX y XX, tal y como ha reportado la BBC. La Universidad de Manchester ha utilizado diferentes técnicas con escáner y rayos X para ver 800 de las momias, datadas entre el año 1000 a.C. y 400 d.C, por dentro.

En una nota de prensa de la Universidad de Manchester, la investigadora jefa, Doctora Lidija McKnight ha afirmado: “Siempre hemos sabido que no todas las momias de animales iban a contener lo que nosotros esperábamos, pero hemos encontrado un tercio que no contiene ninguna materia animal dentro, ningún tipo de esqueleto“.

En el Antiguo Egipto se veneraban numerosos Dioses en forma de animales. Los animales momificados eran considerados regalos sagrados y eran ofrendas, siendo una práctica muy popular, por lo que la demanda de algunos animales era muy grande.

McKnight contó al Washington Post: “Ofrecían estas momias para que los Dioses les recompensasen con algo a cambio, esa era la utilidad de las momias de los animales en la religión del Antiguo Egipto y por eso creemos que hay tantas. Era un tipo de industria que creció mucho y se mantuvo a lo largo de 1000 años”.

La Universidad de Manchester escaneó más de 800 momias de animales para ver qué había en su interior.

La Universidad de Manchester escaneó más de 800 momias de animales para ver qué había en su interior.

Durante el estudio fueron analizadas varias momias de animales que incluían gatos, pájaros, musarañas y un cocodrilo. Los escáneres demostraron que el cocodrilo momificado tenía ocho cocodrilos pequeños que habían sido preparado y atados juntos y envueltos con la madre en una sola momia.

Una momia de gato presenta solo algunas piezas de hueso de gato y muchos otros objetos que no son parte del animal, algunos de estos objetos de relleno han sido considerados especiales y que representan aún algún tipo de explicación simbólica.

Una de las tumbas contiene alrededor de dos millones de pájaros momificados y una red de tumbas que alojan ocho millones de momias de perros. Estos hallazgos de momias de animales sugieren que la industrias de momias de animales en el antiguo Egipto era muy amplia.

La BBC ha informado de que algunos expertos piensan que las momias de los animales era producidas para los peregrinos egipcios y que los embalsamadores podían aumentar sus beneficios vendiendo falsas momias, aunque otros investigadores como la Doctora Lidija McKnight cree que los embalsamadores creían que incluso las partes más pequeñas de los animales eran sagradas y por tanto hacían muchos esfuerzos por momificarlas correctamente.

Cocodrilo momificado. Crédito: Universidad de Manchester.

Cocodrilo momificado. Crédito: Universidad de Manchester.

El complejo de Saqqara almacena millones de momias de animales y aún queda mucho por excavar y catalogar por los expertos. Sally Wasef, bióloga molecular de la Universidad de Griffith en Australia, ha coleccionado muestras de huesos de estas momias para analizar el ADN y determinar si fueron creadas o sólo son reproducciones. Se piensa que para realizar tantas momias se requiere una industria masiva, descrita como una obsesión nacional.

En 2011, Melinda Zeder, conservadora del Smithsonian, habló del fenómeno de la industria animal a la BBC y afirmó que los antiguos egipcios estaban obsesionados con la vida y no con la muerte y por lo tanto todo el esfuerzo que invertían en preparar a las momias lo que buscaba era la perpetuación de la vida después de la muerte: “Los sacerdotes sacrificaban el animal para ti, lo momificaban y después lo colocaban en una catatumba con tu nombre. De esta manera se obtenía el aprobado a los ojos del Dios sea cual fuere su forma“.

A través de la Universidad de Manchester se ha investigado mucho sobre las cuestiones de la industria de las momias, McNight ha constatado que la conservación de las ofrendas religiosas ofrece a la ciencia moderna investigar acerca de las cuestiones religiosas, la muerte y la vida.

Sobre el autor

- Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados