El Parque Jurásico de Venezuela

Los depósitos de petróleo acumulado en la tierra hacen de Venezuela un buen lugar para conservar restos muy antiguos, en lo que parece un Parque Jurásico.

Los paleontólogos han hallado los restos de un armadillo y un cocodrilo de enormes dimensiones, y un tigre dientes de sable. Según los estudios de las compañías petrolíferas han hallado fósiles que alcanzan los 14.000 a los 370 millones años de antigüedad.

Ascania Rincón, director del instituto del Laboratorio de Paleontología, intenta localizar fósiles humanos para demostrar la existencia de vida humana prehistórica en la zona.

“Nos encontramos cerca, porque ya hemos hallado puntas de flecha, pero aún nos faltan fósiles humanos, prueba de la presencia del cazador”.

esqueleto venezuela

La mayoría de los fósiles se encuentran al norte del río Orinoco, donde se originó el Océano Atlántico hace más de 200 millones de años, según explican los paleontólogos. Hace ocho millones de años, se formó el Orinoco, seguido del istmo de Panamá, aproximadamente hace de tres a cinco millones de años.

Otros fósiles hallados incluyen a un pollo desplumado con apariencia de iguana, un pelícano de tres metros y perezosos gigantes que habitaron la tierra hace 12 millones de años, algo que les diferencia de las especies actuales que habitan los árboles.

La clasificación de un fósil puede llevar años; a modo de ejemplo, para identificar al tigre diente de sable los expertos necesitaron cuatro años desde el descubrimiento de los restos. Esto se debe al proceso complejo que consta de la eliminación de los sedimentos, transportarlos, lavarlos y compararlos cuidadosamente con las especies existentes.

Rincón adelanta parte de la sorpresa que el instituto tiene pensado con el anuncio del descubrimiento de una nueva especie en septiembre. El experto asemeja la investigación paleontológica a un puzle al que le falta una parte considerable de las piezas, y que hay que resolver en beneficio de la ciencia.

El laboratorio del experto, que sólo cuenta con cinco trabajadores, recibe fondos privados y públicos pero carece de las fuentes tecnológicas y logísticas necesarias para realizar estas operaciones en otros países.

Para él y su equipo, la paleontología en una ciencia divertida que pretende hacer más consciente al mundo de lo que habitaba el planeta hace millones de años, y que anima a la gente a cuidar de la Tierra y a frenar el proceso de destrucción de los ecosistemas y de las especies.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.