En busca del cuerpo del rey Ricardo III

Arqueólogos británicos intentarán revelar uno de los mayores misterios de la historia de Gran Bretaña: el lugar de enterramiento del Rey Ricardo III.

retrato de ricardo iii

Arqueólogos británicos intentarán revelar uno de los mayores misterios de la historia de Gran Bretaña: el lugar de enterramiento del Rey Ricardo III, el último monarca de la Casa de York y el último a su vez, en morir en un campo de batalla, el 22 de agosto de 1485, en la Batalla de Bosworth, siendo sucedido por Enrique VII y Enrique VIII, de la dinastía Tudor.

Ricardo III

Enrique Tudor (Enrique VII), se convirtió en Rey y si primera medida fue llevar el cuerpo de su antecesor, Ricardo III, a Leicester, quedando expuesto totalmente desnudo y colgado a la vista de todos para que no quedara duda en la población de que el viejo rey había muerto.

Tras dos días de ser sometido a la ignominia pública, el cuerpo del rey fue enterrado en una iglesia de los franciscanos de Leicester, conocida como Greyfriars.

Con el asenso al poder del hijo de Enrique VII, Enrique VIII, llegó la separación de la monarquía de la Iglesia Católica y la disolución violenta de los monasterios. En noviembre de 1538, la abadía y la iglesia de Greyfriars fue totalmente destruida, y si bien no hay constancia de qué le sucedió a la tumba del Rey Ricardo III, el cuerpo jamás apareció.

La leyenda popular dice que la tumba se rompió en mil pedazos y el cuerpo del monarca fue lanzado al rio Soar. Más que leyenda, se debe a un escrito de John Speede, pero ese documento fue creado 70 años después del saqueo de la Iglesia, por lo que los hechos se toman como supuestos.

Ahora, más de 500 años después, un equipo de la Universidad de Leicester inició las excavaciones el pasado sábado (el mismo día en que murió Ricardo III, 25 de agosto), en un aparcamiento donde antes se encontraba la Iglesia de Greyfriars.

Las posibilidades de encontrar la antigua iglesia son de un 80%. En cuanto a encontrar el cuerpo de Ricardo III, hay una posibilidad, muy remota, pero real”, comentó el co-director de Servicios Arqueológicos de la Universidad de Leicester, Richard Buckley.

No sólo tenemos que encontrar el edificio, sino también el lugar exacto donde fue enterrado”, añadió.

Los arqueólogos en esta ocasión, cuentan con una pequeña ventaja en caso de encontrar algún cuerpo: el ADN de Ricardo III, pues el pasado viernes fueron tomadas pequeñas muestras a un descendiente directo de su hermana que vivía en Canadá: Michael Ibsen.

Si algún resto del Rey es encontrado, serán enterrados en la Catedral de Leicester, a pocos pasos de distancia del lugar de excavación actual.

Ricardo III sólo reinó durante dos años y fue retratado como un hombre jorobado y hambriento de poder, algo que podemos encontrar en una de las más famosas obras de Shakespeare: “La tragedia del Rey Ricardo III”.

Si lo encontramos, vamos a ser capaces de responder a todas esas preguntas: su altura, su constitución física y obviamente, cómo murió”, explicó el especialista, intentando confirmar la teoría de los múltiples golpes en la cabeza que recibió en la batalla.

Sabemos que estamos en el lugar correcto para investigar, pero como sucede frecuentemente en la arqueología, no tendremos certezas hasta no comenzar a inspeccionar el terreno”, sentenció.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro