Inicio Arqueología Egipto Encuentran la primera momia egipcia de una mujer embarazada

Encuentran la primera momia egipcia de una mujer embarazada

El cuerpo embalsamado, que fue hallado en una tumba real del Antiguo Egipto, data de hace unos 2.000 años y tendría un embarazo de 30 semanas.

0
886
momia embarazada egipto
Primera momia antigua de una mujer embarazada con un feto de unas 30 semanas. Crédito: Polska Akademia Nauk

Un equipo de científicos polacos ha realizado un inusual descubrimiento de una momia egipcia embarazada, el primer caso conocido en el mundo de un cuerpo embalsamado de una mujer con un feto en su útero, según se expone en un estudio publicado en la revista Journal of Archaeological Science.

La momia, que se exhibe en el Museo Nacional de Varsovia (Polonia), fue encontrada en las tumbas reales de la antigua ciudad egipcia de Tebas, actual Luxor, y data del siglo I antes de Cristo.

Inicialmente se creía que ese cuerpo embalsamado era de un sacerdote, pero en 2016 unos exámenes tomográficos establecieron que era de una mujer.

Análisis radiológicos recientes revelaron que esa mujer falleció cuando tenía entre 20 y 30 años de edad, mientras se encontraba entre sus 26 y 30 semanas de gestación.

El cuidadoso método con el que ese cuerpo fue embalsamado, los textiles usados y la presencia de varios amuletos indican que la mujer era de una posición social alta.

Por otro lado, los responsables de este trabajo consideran que el descubrimiento permitirá el estudio del embarazo en el Antigua Egipto, así como el análisis de sus costumbres funerarias y la importancia del embarazo en su religión.

«Un descubrimiento fascinante»

«Para los egiptólogos, este es un descubrimiento fascinante porque sabemos poco sobre la salud perinatal y la infancia en el antiguo Egipto», dijo en declaraciones a The Sun el autor principal del estudio, Wojciech Ejsmond.

«Los médicos pueden estudiar, por ejemplo, el contenido intestinal del feto para recopilar información sobre el desarrollo del sistema inmunológico en la antigüedad», agregó.

Los investigadores desconocen por qué el feto no fue extraído del vientre y momificado por separado, como en el caso de otros niños nacidos muertos.

Sin embargo, sugieren que puede deberse a que era demasiado pequeño y pensaron que aún era una parte integral del cuerpo de su madre.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.