Encuentran la ubicación original de la ciudad romana de Complutum

Una nueva prospección arqueológica determinó la ubicación exacta de la antigua ciudad romana de Complutum, en la actual Alcalá de Henares.

Complutum es el nombre con el que los romanos fundaron la ciudad que hoy conocemos como Alcalá de Henares, al este de la Comunidad de Madrid. Aunque la ciudad alberga un yacimiento que testimonia sus orígenes romanos, declarado Bien de Interés Cultural en 1988, nuevas prospecciones arqueológicas han revelado que en origen, la ciudad se estableció en el Cerro de San Juan del Viso, al suroeste de Alcalá de Henares.

complutum

Según la arqueóloga que dirige esta investigación, Sandra Azcárraga, la prospección mediante fotografía aérea ha permitido escudriñar el urbanismo original sobre esta zona, que actualmente alberga cultivos de cereal. Los cimientos originales ocuparon una superficie de 30 hectáreas, con un plano hipodámico muy bien delimitado, y la urbe pudo haber albergado a unas 10.000 personas.

Según las investigaciones de Azcárraga, la ciudad fue fundada hacia el año 40 a.C. en el territorio del Cerro del Viso y posteriormente trasladada piedra a piedra a la zona de Alcalá de Henares. En el proceso de mudanza, no se pudieron trasladar los pavimentos de las calles ni los cimientos originales, que son los que ahora se han encontrado.

El plano de la ciudad original muestra la existencia de domus romanas, termas e incluso un teatro, el edificio más destacable del descubrimiento. Sus dimensiones son considerables, ocupando un diámetro de 40 metros y con una capacidad de aforo de 2.000 personas.

A pesar de la solicitud de Azcárraga a la Dirección General de Patrimonio, es posible que no puedan autorizarse excavaciones ya que el territorio del cerro es propiedad privada.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.