Encuentran más de 2.500 piezas arqueológicas en Portugalete

Se han descubierto en Portugalete más de 2.500 piezas arqueológicas de más de ocho siglos de antigüedad bajo los cimientos de la calle Coscojales.

En pleno casco antiguo de Portugalete, la Historia ha salido por fin a la luz. Una excavación arqueológica, solicitada por el Ayuntamiento de Portugalete para comenzar a edificar en dos solares del centro histórico, ha destapado más de 2.500 piezas arqueológicas que datan, según los expertos, desde el siglo XIII al XIX.

Basílica de Santa María, en Portugalete

Las piezas son de lo más diverso, encontrándose entre ellas múltiples objetos de cerámica, fragmentos de cobre de ollas y otros utensilios domésticos, pipas, cuchillos e incluso municiones de cañón.

Este tesoro arqueológico se hallaba bajo los cimientos de la calle Coscojales, pasando inadvertido durante siglos hasta la reciente prospección. El ayuntamiento de Portugalete tiene un protocolo especial, que se activa en aquellos lugares, que como el casco viejo, tienen posibilidad de esconder restos arqueológicos. De este modo, antes de iniciar cualquier operación de cimentación, se exige que se lleva a cabo una prospección para comprobar si existe o no algún elemento de valor histórico en el subsuelo.

En ésta ocasión el resultado del citado protocolo ha sido positivo y se han podido rescatar piezas arqueológicos que, aunque no destaquen por su gran valor, ayudarán a entender la forma de vida de las gentes de los siglos XVIII y XIX. Incluso, conocer como vivieron aquellos hombres y mujeres el periodo de las guerras carlistas (la munición de cañón encontrada probablemente pertenezca a este periodo).

El Ayuntamiento de Portugalete ha querido aclarar, que el hallazgo no impedirá de modo alguno la prosecución del plan de urbanización. Los restos arqueológicos serán recuperados en su totalidad, analizados y puestos a disposición del público en algún museo de la localidad, continuándose las obras de construcción cuando se constate que no existen más restos arqueológicos en el terreno. Sin duda, un modo de actuar cívico, responsable y comprometido con la cultura.

A raíz de noticias como esta, el viejo dicho de que la Historia jamás podrá ser silenciada, cobra nueva fuerza.

Imagen: Ayuntamiento de Portugalete