Encuentran monedas romanas en la Isla de los Naufragios entre Suecia y Estonia

Más leídos

Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

El misterio de cómo dos monedas romanas de diferentes períodos llegaron a esta isla del Mar Báltico, ha desconcertado a historiadores, arqueólogos e investigadores, ya que esta isla en medio de la nada no tenía ciudades ni ninguna población, por lo que se desconoce como pararon allí.  

Una de las monedas pertenece al período de Trajano entre el 98 al 117 d.C., y la otra a la regencia de Antonino Pío entre 138 al 161 d.C., ambas de plata con un peso aproximado de cuatro gramos, que representaba el sueldo diario de un trabajador de la época.

Sobre su llegada a Gotska Sandon se plantean tres hipótesis, la primera que perteneció a tripulantes de un naufragio antiguo que las dejaron caer.

La segunda hipótesis apunta a comerciantes o viajeros nórdicos antiguos, un planteamiento que tiene lógica debido a que eran ellos, quienes poseían un mayor conocimiento de esta locación.

La tercera hipótesis señala a un barco romano que haya tripulado hasta dicha isla, no obstante, a pesar de que no es descartable esta hipótesis, pareciera ser la más endeble debido a la lejanía del lugar, además de que no había nada de interés allí.

Por ahora, los investigadores continuarán estudiando la isla en busca de indicios para seguir escribiendo la historia de Gotska Sandon.

- Advertisement -

Más artículos

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -

Últimos artículos