Encuentran un enterramiento canino azteca en México

Arqueólogos del INAH han encontrado en pleno México D.F. una docena de cadáveres caninos acompañados en su origen por restos humanos o simplemente como sacrificios para las divinidades.

Bien es conocido que los perros eran animales sagrados con una simbología especial para los antiguos habitantes aztecas de América Central. En plena capital de México ha aparecido un yacimiento funerario bajo un bloque de apartamentos del que se han extraído 12 cadáveres de canes, acompañados en su origen de restos humanos o simplemente como parte de una ofrenda a las divinidades.

enterramiento canino azteca

Las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México han declarado que se trata de un hallazgo excepcional, pues es la primera vez que se encuentran huesos de perro juntos en un mismo enterramiento.

enterramiento canino azteca mexico

La arqueóloga Rocío Morales Sánchez ha añadido además que lo especial del sitio radica en que no existen conexiones aparentes con otros edificios o con restos humanos. Las fechas de enterramiento de los perros oscilan entre los años 1350 y 1520 a.C., en pleno apogeo del Imperio Azteca. Bajo los edificios del distrito de Aztacapozalco, en las cercanías del sitio funerario, también se han encontrado piezas cerámicas y otros objetos que han permitido datar el cementerio.

enterramiento canino azteca

Las primeras valoraciones biológicas han determinado que son perros de tamaño mediano, posiblemente de raza Teichichi, un antecesor del Chihuahua, y  Xoloitzcuintle o “perro sin pelo mexicano”, que se caracteriza por sus largas orejas puntiagudas y su pelaje muy corto.

Encuentran un enterramiento canino azteca en México
Puntúa este artículo

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.