Encuentran una pieza romana relacionada con otra descubierta hace 122 años

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Reading ha descubierto un fragmento de una inscripción romana que puede tener una gran importancia dado que coincide con otro hallazgo hecho en el año 1891 y que puede proporcionar una gran cantidad de información dado que es como si se tratase de dos piezas de un puzle.

Ambas piezas están elaboradas en mármol y fueron descubiertas en la ciudad romana de Calleva Atrebatum, muy próxima a la aldea de Silchester, en la localidad inglesa de Hampshire. Se trata del fragmento más grande descubierto por la Sociedad de Anticuarios de Londres, quienes fueron los encargados de excavar la totalidad de la ciudad dentro de las murallas romanas entre los años 1890 y 1909.

En la primera pieza descubierta se advierten dos líneas de texto truncado, donde en la parte superior se pueden ver las letras “IN” y en la parte inferior “AT”. En su momento fue añadida a la colección Slichester del museo Reading, donde ha estado durante aproximadamente 122 años. Por su parte, el fragmento encontrado por el equipo de la universidad en 2013 durante la excavación “Insula III” solo cuenta con una fila de texto truncado en el que se pueden leer las letras “BA”.

A pesar de que solamente se trate de una pequeña pieza de una losa de mármol, los investigadores aseguran que es de gran importancia arqueológica, asegurando que puede que se trate de una placa erigida sobre un edificio, quizá para conmemorar su construcción o la deidad a la que fue dedicada esta construcción.

Fragmento romano que coincide con uno encontrado en 1891. Crédito: Universidad de Reading.
Fragmento romano que coincide con uno encontrado en 1891. Crédito: Universidad de Reading.

Diferentes arqueólogos coinciden en que la supuesta placa fue hecha añicos cuando el edificio que la albergaba fue destruido en el siglo I d.C. y hay muy pocas evidencias materiales de la destrucción de un edificio importante, por lo que lo tienen bastante difícil actualmente poder saber más al respecto.

Roger Tomlin, experto en inscripciones romanas de la Universidad de Oxford, fue el encargado de analizar este último fragmento descubierto y fue él quien encontró la correlación con el primero de los fragmentos dado que ambos fueron inscritos en el mismo estilo y las letras tenían el mismo tamaño además de coincidir totalmente el material con el que estaban hechas ambas piezas.

Según sus suposiciones, “BA” se coloca tras “AT” en la fila inferior del primero de los fragmentos al deletrear la palabra “En (e) b bis (TUM)”, que significa “del Atrebates”, el galo fundador de la ciudad de Calleya en el siglo I a.C., aunque, según asegura, hay aún muchas cosas que investigar al respecto.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

more recommended stories