Encuentran una tienda de perfumes romana del siglo III en Valencia

estructura tienda de perfumes romana
Estructura de la tienda de perfumes romana encontrada en Valencia.

Arqueólogos han descubierto en la Plaza de Manises de Valencia una tienda de perfumes romana del siglo III, además de un cementerio visigodo y el esqueleto de una chica que podría ser un entierro aislado o parte de un sistema de tumbas más amplio.

Durante las excavaciones se encontraron varias estructuras romanas de piedra, incluidas paredes y pavimento, lo que sugiere que se trata de un edificio que estaba localizado aquí, junto con una gran cantidad de botellas de cristal, lo que demuestra que este edificio fue una vez una tienda de perfumes romana, según afirman los expertos.

El hallazgo ocurrió durante las excavaciones en la Plaza de Manises, cuando los constructores de la firma hotelera Grupo Comatel encontraron por primera vez el esqueleto de una mujer de unos 25 años que, según se supone, formaba parte de un grupo visigodo datado entre los años 250 y 750.

esqueleto visigodo valencia
Esqueleto encontrado durante las excavaciones, datado entre los años visigodo datado entre los años 250 y 750 a falta de más estudios.

Los visigodos fueron una rama de los godos germánicos orientales que se extendieron por toda Europa hacia el final del Imperio Romano. Aún no se sabe si la tumba, que no estaba marcada, es un entierro aislado o forma parte de un sitio más amplio.

Hallazgo de la tienda de perfumes romana

El segundo descubrimiento importante fue realizado cuando aparecieron las estructuras romanas, incluyendo una pared hecha con la antigua técnica romana del opus vittatum, aplicando de forma horizontal bloques de toba alternados con ladrillos.

Junto a esta pared se encontró el pavimento hecho de opus signinum, un material de construcción también utilizado en la Antigua Roma.

Entre los objetos encontrados se hallan numerosas pequeñas botellas de cristal, lo que ha llevado a los expertos a afirmar que se trata de una tienda de perfumes romana del siglo III, aunque son necesarios más análisis para confirmarlo totalmente.

Los romanos utilizaban perfumes para sus ofrendas a los dioses y como parte de rituales funerarios. Estaban hechos de aceite de oliva y flores maceradas.

La arqueóloga responsable de las obras, María Luisa Serrano Marcos, explicó al periódico Las Provincias que “el punto en el que se encuentra, junto al foro en el centro de la ciudad romana, nos hace pensar que es una perfumería“, añadiendo que sólo hay otras dos perfumerías romanas documentadas en España, una en Barcelona y otra en Elche.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.