Estudiantes encuentran un templo romano en una práctica de excavación

Un grupo de estudiantes de arqueología encontró un templo romano de 2.000 años de antigüedad mientras hacían unas prácticas en el campus de la Universidad.

Estudiantes de arqueología han probado la realidad durante una lección de excavación, cuando se toparon con lo que se ha confirmado que es un templo romano en un área que se pensaba no había sido poblada anteriormente.

Profesores de la Universidad de Bonn habían establecido una excavación arqueológica simulada en un sitio de construcción del campus para enseñar a los historiadores las técnicas de excavación. Lo que no esperaban encontrar fueron los cimientos de 2.000 años de antigüedad de un edificio ubicado en el denso lodo arcilloso.

Templo romano de 2.000 años de antigüedad encontrado por los estudiantes

Aunque el descubrimiento inicial se produjo en marzo, pero fue sólo en la última quincena que el equipo se dio cuenta de que los cimientos eran de un templo de la época romana, el suelo del cual estaba sembrado de cerámica rota que se remonta al año 800 antes de Cristo.

El edificio, que podría haber sido parte de una rica finca, tenía 6’75 metros de ancho y 7’5 metros de largo. Fue hecho probablemente de madera o barro, pero las tejas y los clavos de hierro que coincidían con los edificios romanos del siglo II fueron encontrados entre los escombros.

Solo un templo similar, una habitación rodeada por una pasarela cubierta, ha sido encontrado en la parte norte del Rin-Westfalia. Los constructores descubrieron una versión más grande mientras construían el Centro de Congresos Mundial de Bonn en 2006.

Los historiadores pensaban en un primer momento que el único asentamiento en la zona de esa época estaba cerca del Rin. Pero el doctor Frank Rumscheid, el profesor de arqueología de la universidad, dice que el templo sugiere que la gente vivía fuera de los márgenes verdes del río, en lo que hoy es el área del campus Poppelsdorf, a unos kilómetros del agua.

El trabajo va a continuar en el lugar de la excavación, pero cuando esté completado y todo esté inspeccionado y llevado a los laboratorios de la universidad, el lugar se tapará y los trabajos de construcción continuarán.

No hay suficiente para completar los cimientos y crear una réplica”, dice Rumscheid. Sin embargo, añade que una investigación arqueológica más a fondo en Poppelsdorf podría albergar interesantes descubrimientos.

Estudiantes encuentran un templo romano en una práctica de excavación
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados