Estudio de objetos permite una mejor comprensión de las prácticas mortuorias etruscas

tumba etrusca corcega
El estudio de los objetos encontrados en la tumba etrusca de Córcega, permite conocer mejor las prácticas mortuorias de esa civilización. Crédito: Inrap

En los últimos meses, el Inrap ha realizado varias excavaciones en Córcega, descubriendo en una de ellas una gran necrópolis romana y etrusca en Aleria, que permitió encontrar una tumba etrusca excepcional de finales del siglo IV a.C.

Esta tumba contenía más de 200 objetos, muchos de ellos de gran importancia, y su estudio ha dado como resultado descubrimientos sorprendentes.

Objetos hallados en el centro de la tumba

En el centro de la tumba, en un hipogeo, se situaba a la persona fallecida boca arriba con la cabeza inclinada hacia la izquierda, y los brazos extendidos a lo largo del cuerpo.

A su vez, se decoraba con aretes de oro, y dos anillos de aleación de oro y cobre en los dedos.

El individuo se rodeaba con 40 recipientes de cerámica. Cerca de su cabeza, sobre el lado izquierdo, se ubicaban dos grandes “skyphoi” (copas con asas grandes), y a la derecha, una pequeña jarra.

A lo largo de la pierna derecha se situaban otro “skyphoi” y tres “oenochoai” (jarras de vino), decoradas con rostros femeninos.

Todas estas cerámicas pintadas son producciones etruscas y datan del siglo IV a.C.

A los pies del individuo yacían dos alabastrones (jarros de perfume), y a su izquierda pequeñas copas barnizadas de negro, dos espejos de bronce y un “askos” (jarra con pico lateral), que fueron depositadas en una pila.

Para finalizar, a lo largo del lateral del cuerpo se ubicaban una docena de copas de diferentes formas y tamaños.

Estudio en el laboratorio

Una vez que los objetos fueron recolectados, limpiados y estabilizados, los arqueólogos comenzaron a estudiarlos. El estado excepcional en el que se encontraban, junto con la propia espectacularidad de los objetos, han permitido realizar descubrimientos sorprendentes.

Se encontraron objetos difíciles de identificar dentro de algunos de los “skyphos”, en tanto que otro contenía una pequeña copa.

A su vez, en una de las tazas apiladas cerca de los pies del cuerpo, se encontró un anillo, el cual se encontraría dentro de un contenedor hecho con un material perecedero, que podría ser tela o cestería, y que desapareció hace tiempo.

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: