Excursión “El Románico madrileño” el próximo sábado 29 de marzo

romanico madrileño

El grupo ENTROPÍA, que ofrece actividades culturales y en la naturaleza con expertos de todo tipo (biólogos, educadores, historiadores…), ha organizado para el próximo sábado 29 de marzo una salida en la que podrás descubrir las maravillas del arte románico en la Comunidad de Madrid.

El románico español nos ha dado las más bellas obras de arte de Europa, pero no todo el mundo conoce las que ofrece la Comunidad de Madrid. El Convento-Monasterio de San Antonio y San Julián de La Cabrera del siglo XI es uno de los mejores ejemplos, con una estructura dividida en tres naves y cinco ábsides y un claustro porticado con arquería de medio punto, características propias de la arquitectura románica.

Del mismo modo la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, en Talamanca de Jarama, ofrece además de la riqueza del arte románico y mudéjar en su ábside y presbiterio, elementos integrados de numerosos estilos arquitéctonicos, como los renacentistas añadidos tras su reconstrucción en el siglo XVI.

En la excursión ARTE E HISTORIA. “El  Románico madrileño” organizada por ENTROPÍA podrás disfrutar de estas bellezas de nuestro patrimonio en una actividad que combina el arte, la historia y el ocio al aire libre, además de que te llevarás la experiencia de haber visitado los enclaves más mágicos del románico de Madrid. Una oportunidad única que sin duda no deberías pasar por alto.

Aquí puedes ampliar la información.

Hora: 9.00 – 14.00

Lugar de salida y regreso: Plaza de Castilla (L1, L9 y L10 de metro. Y autobuses interurbanos)

Precio: 47€/persona   (Incluye: transporte ida/vuelta, guía historiador y seguros)

Plazas limitadas.

Itinerario: Plaza de Castilla (Madrid) – Ábside de los Milagros e Iglesia parroquial (Talamanca del Jarama) – Convento de San Julián y San Antonio (La Cabrera) – Plaza de Castilla (Madrid)

Puedes reservar tu plaza en el siguiente email: entropiamadrid(@)gmail.com, o llamar al teléfono: 695.17.37.24.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.