Expertos mexicanos encuentran sangre antigua en cuchillos de obsidiana

Un equipo de investigadores mexicanos anunció que encontraron células de sangre en cuchillos de obsidiana de 2.000 años de antigüedad, confirmando su utilización para los sacrificios humanos.

Investigadores en México anunciaron el miércoles que habían encontrado células de sangre y fragmentos de músculo, tendones, piel y pelo en cuchillos de piedra de 2000 años de antigüedad, denominándolo como la primera evidencia concluyente de un gran número de aperos de piedra usados para sacrificios humanos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México dice que el hallazgo corrobora claramente la existencia de culturas posteriores que utilizaron los cuchillos de obsidiana en sacrificios humanos. Otra evidencia física como marcas de cortes en huesos de antiguos esqueletos humanos, ofrecieron previamente pruebas indirectas de la práctica.

Cuchillos de obsidiana

Los investigadores en México se habían dado cuenta de lo que creían eran manchas de sangre fosilizadas en cuchillos de piedra a lo largo de 20 años, pero el instituto dice que llevaron a cabo un examen metodológico usando un microscopio de escaneo electrónico para identificar positivamente los tejidos humanos en 31 cuchillos del yacimiento de Cantona en el estado central de Puebla, México.

La colección de cuchillos de piedra es de la poco conocida cultura Cantona, que floreció justo después del de la misteriosa ciudad-estado de Teotihuacán. Cantona fue precedida por más de 1000 años por los que practicaban los sacrificios humanos más famosos de la región, los aztecas.

Los arqueólogos que encontraron los cuchillos se lo dieron a la investigadora Luisa Mainou de los laboratorios de restauración del instituto de antropología hace dos años. Con la ayuda de especialistas de la Universidad Autónoma Nacional de México, estuvieron estudiándolos gracias al microscopio de escaneo electrónico y encontraron que contenían glóbulos rojos, colágeno, tendón y fragmentos de fibra muscular.

Mientras que los relatos históricos sobre la época de los aztecas, así como dibujos y pinturas de culturas anteriores, han sugerido que los sacerdotes usaban cuchillos y otros instrumentos para no poner en riesgo su vida durante los rituales de derramamiento de sangre, la presencia de restos de músculo y tendón indican que los cortes fueron profundos y destinados a cortar partes del cuerpo de las víctimas. “Estos hallazgos confirman que los cuchillos fueron usados para sacrificios”, dice Mainou.

Susan Gillespie, profesora adjunta de antropología en la Universidad de Florida que no estaba envuelta en el proyecto de investigación, dijo que era la primera vez que ella supiera que este tipo de restos habían sido encontrados en cuchillos de obsidiana. “Es una demostración convincente de que estos cuchillos fueron usados para cortar carne humana”, dice Gillespie en un email.

Dice que otros estudios han encontrado trazas de restos orgánicos así como comida en artefactos antiguos, por lo que “con las condiciones adecuadas esos restos se pueden preservar durante largos periodos”. Gillespie dice que las prácticas de sacrificios humanos descritas por los conquistadores españoles o representadas en las pinturas anteriores incluyen la extirpación del corazón, la decapitación, el desmembramiento, destripamiento y desollado de las víctimas.

Curiosamente, el hallazgo anunciado el miércoles ya ha comenzado a arrojar algo de luz sobre las turbias prácticas de sacrificio de las culturas prehispánicas, que creían que la sangre humana era una especie de líquido vital y necesario para mantener el equilibrio del cosmos.

Por ejemplo, algunos cuchillos testados contienen más trazas de glóbulos rojos, mientras que otros más piel, y otros mucho más músculo y colágeno, “lo que sugiere que estas herramientas fueron usadas con diferentes propósitos de acuerdo con su forma”, dice Mainou.

Gillespie dice que el hallazgo también sugiere la intrigante posibilidad de que los cuchillos para el sacrificio fueran depositados mediante un ritual, sin lavar, en un sitio especial después de haber sido usados.

Se ha sospechado durante largo tiempo que los conquistadores españoles podrían haber exagerado las historias sobre masivos sacrificios humanos en las culturas prehispánicas para hacer que sus súbditos indios parecieran más brutales y menos dignos de compasión.

La confirmación arqueológica de los sacrificios humanos es importante para apoyar o desmentir los relatos históricos postconquista y las imágenes de sacrificio preconquista”, escribe Gillespie.

Expertos mexicanos encuentran sangre antigua en cuchillos de obsidiana
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados