Hallan antiguos espermatozoides gigantes

Un equipo de investigadores han encontrado el espermatozoide gigante de pequeños camarones que vivieron hace al menos 17 millones de años en Riversleigh. El esperma está estrechamente ligado a los órganos sexuales de los crustáceos de agua dulce fosilizados, a los que se conoce como ostrácodos.

esperma fosilizado ostracodo

Estos son los espermatozoides fosilizado más antiguo que se ha encontrado en el registro geológico“, afirma el profesor Mike Archer, de la Escuela de UNSW Biológica, la Tierra y Ciencias del Medio Ambiente, que ha estado excavando en Riversleigh durante más de 35 años.

El yacimiento de fósiles de Riversleigh ha sido el lugar del descubrimiento de muchos animales australianos prehistóricos extraordinarios. Sin embargo, el hallazgo del esperma fósil, con núcleos de los espermatozoides ha sido del todo inesperado.

Un grupo de investigadores dirigido por el profesor Archer, la profesora Suzanne Hand y Henk Godthelp recogió los ostrácodos fósiles en Riversleight en 1988. De allí fueron enviados John Neil, científico especializado en ostrácodo de la Universidad de La Trobe, que advirtió los tejidos blandos fosilizados. Neil atrajo la atención de otros especialistas europeos, entre ellos la de la Dra. Renate Matzke-Karasz, de la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich. Ella examinó las muestras con el Dr. Paul Tafforeau en la Instalación Europea de Radiación de Grenoble, Francia.

El análisis microscópico reveló que los fósiles conservan los órganos internos de los ostrácodos, incluidos los órganos sexuales. Dentro de estos se hallaban las células espermáticas casi perfectamente conservadas y, a su vez, en ellos, los núcleos que guardaban los cromosomas y el ADN de los animales.

sistema reproductor ostracodo
Organización del sistema reporudctivo de un ostrácodo masculino

También se conservan los órganos Zenker, bombas de quitina que utilizaban para transferir el esperma gigante a la hembra. Los investigadores creen que el esperma fósil mide 1,3 milímetros de largo, aproximadamente la misma longitud si no un poco más largo que el propio ostrácodo.

Hace unos 17 millones de años, Bitesantennary era una cueva en medio de una vasta selva tropical biológicamente diversa. Los pequeños ostrácodos prosperaron en un charco de agua en la cueva que se enriquece continuamente con los excrementos de miles de murciélagos“, explica el profesor Archer.

Suzanne Hand, que es especialista en murciélagos extinguidos y su papel ecológico en antiguos ambientes de Riversleigh sostiene que los murciélagos podrían haber desempeñado un papel fundamental en la conservación de las células de esperma de los ostrácodos. La constante caída de heces de los murciélagos en la cueva habría elevado los niveles de fósforo en el agua, lo que habría ayudado a la mineralización de los tejidos blandos.

Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz.Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado

more recommended stories