Hallan el panteón donde fue enterrado Aben Hud en Murcia

Un equipo de arqueólogos ha encontrado el panteón donde fue enterrado el emir Aben Hud en Murcia, en el Morrón del Puerto Cadena, donde se encuentra el Castillo de la Asomada.

castillo asomada murcia
Castillo de la Asomada, en Murcia

El equipo del arqueólogo Antonio Vicente Frey ha identificado el emplazamiento del panteón real donde fueron enterrados varios emires murcianos de la tercera taifa. Entre ellos se encontraba Aben Hud, quien se rindió en 1266 ante el Infante Alfonso, al que entregó las llaves de la ciudad de Mursiya (Murcia).

La tercera taifa se desarrolló entre los años 1228 y 1266 y tuvo siete emires, entre ellos Aben Hud. Su disolución tuvo origen en la debilidad de la taifa, por lo que Ibn Hud al-Dawla se vio obligado a solicitar un pacto con Castilla en 1243. Alfonso X terminó por integrarla en el Reino de Castilla y León tras aplastar una revuelta mudéjar con la ayuda de Jaime I de Aragón, su suegro.

De hecho, gracias a las crónicas personales que Jaime I escribió y que aún hoy perduran se ha podido hallar el emplazamiento del panteón. Se trata de un texto poco conocido y que fue escrito en 1266, cuando Jaime I sitiaba Murcia: “En la montaña donde se va a Cartagena enterraban a los reyes de Murcia, y en un peñón, Aben Hud reposa”.

El peñón al que hace mención el monarca es el Morrón del Puerto de la Cadena, donde se encuentra un edificio medieval que hasta ahora había tenido una dudosa identificación. Es en lo alto del Morrón del Puerto de la Cadena donde se ubica el Castillo de La Asomada.

El castillo ha sido identificado como el panteón de los emires murcianos, aunque no se han encontrado restos de enterramientos ni se espera encontrarlos. “Creemos plausible pensar que Abu Bakr b. Hud, último emir efectivo de Murcia, desmontó y destruyó el panteón en 1266 y se llevó los restos de sus antepasados al exilio, ya que las fuentes castellanas de la época no dicen nada de restos humanos en La Asomada”.

Los arqueólogos atribuyen la construcción del edificio a Ibn Mardanish, conocido como el rey Lobo. Las primeras investigaciones relacionaron al emir con la segunda taifa murciana, pero hasta este momento no había pruebas que permitieran mayores aproximaciones.

Según palabras de Antonio Vicente Frey Sánchez: “hoy es un día grande para la historia de Murcia, puesto que se ha conseguido desvelar un interesante misterio, como el que es el destino final de los emires fallecidos”.

Queda por iniciar una excavación arqueológica que determine la estructura interna del panteón.

Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz. Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado