Hallan estelas grabadas en Tel El-Dafna, yacimiento en Egipto

Arqueólogos que trabajaban en Ismailía (Egipto) encontraron una estela que podría ser religiosa perteneciente a la 26ª Dinastía.

Arqueólogos trabajando en el yacimiento de Tel El-Dafna en Ismailía (Egipto), se toparon con lo que se cree era una estela religiosa que pertenecen a la 26ª Dinastía, la de Wah-Ib-Re. La estela está grabada en jeroglíficos pero se ha roto en dos partes, una de 163 centímetros de altura y otra en 86 cm. También se ha descubierto la base de la estela.

Mohamed Abdel Maqsoud, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades (SCA), explicó que tal estilo de estelas era bien conocido en la época greco-romana y eran llamados Apris y Hofra en los textos sagrados.

Estela encontrada en Ismailía, en Egipto

Agregó que los trabajos de excavación llevados adelante en Tel El-Dafna en los últimos tres años revelaron que el sitio no sólo fue un asentamiento militar de mercenarios griegos, sino un asentamiento egipcio urbano construido por el rey Psamético I a principios de la 26ª Dinastía.

Maqsoud señaló que en los grandes almacenes que se encontraron a los lados este y sur del este, estaban llenos de vasijas de barro con la forma del dios Bes, y además se encontraron otras importadas de Chipre, lo que señala las buenas relaciones comerciales entre Grecia y Egipto en ese momento.

Además, en el yacimiento se pueden ver hornos y herramientas de trabajo artesanales, como también un gran templo.

Fuente: Ahram Online

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro