Hallan restos arqueológicos en el cañon Nine Mile

Encuentran restos arqueológicos en el cañón Nine Mile

Arqueólogos estadounidenses han vuelto a encontrar restos en la reconstrucción de la carretera del cañón Nine Mile (Estados Unidos). Mediante la extracción, el análisis y la criba, han hallado pequeños objetos de lo que anteriormente fue una casa semienterrada de los indios de Fremont.

Encuentran restos arqueológicos en el cañón Nine Mile

El líder del proyecto e investigador principal de Montgomery Archaeology Consultants Inc., Jody Patterson, comenta que “rara vezpueden excavar en el cañón y valora de forma muy positiva el hecho de “ser capaz de mirar y excavar lugares como este”, para poder descubrir cosas que no sabían que esperaban encontrar, como es el caso del reciente hallazgo.

La casa semienterrada que está excavando el equipo de Patterson es la primera de su tipo en ser encontrada en el cañón Nine Mile. También es la primera que se ha hallado con el techo quemado, lo que, según el investigador, significa que el sitio podría ofrecer “una instantánea de la vida cotidiana“, una vez que se haya analizado todo por completo.

La estructura fue descubierta durante las obras de la carretera de Nine Mile. El trabajo se detuvo tan pronto como encontraron restos del yacimiento y no se reanudarán hasta que toda la zona haya sido documentada y procesada. No es la primera vez que ocurre, ya que desde que empezaron la reconstrucción de la carretera del cañón Nine Mile, han tenido sucesos similares una docena de veces.

El ingeniero Curtis Page relata: “Se pusieron en marcha protocolos para encargarse de la conservación de los restos, de forma que mientras hacíamos la carretera, no se perdiera nada y, a la vez, nosotros pudiéramos aprender y proteger lo que encontrábamos”.

Mediante un gran despliegue colaborativo, las autoridades de los condados de Carbon y de Duchesne, así como los ingenieros y los trabajadores han sido entrenados para identificar posibles lugares con potencial arqueológico. Page explica cómo durante años han sabido que tenían “que hacer algo” con la carretera y cómo intentaron sacar el mayor provecho a los recursos de los que disponían.

La principal preocupación que han tenido los ingenieros han sido las inundaciones. En 2008, los desbordamientos imprevistos dañaron gravemente la superficie de la carretera. Los ingenieros e hidrólogos del proyecto han estudiado el problema y han reconfigurado el perfil de la carretera para evitar ser “un canal que lleve el agua“, dijo Page. También han aumentado el número de alcantarillas de 50 a 250 y construido 24 cruces de agua de hormigón. El ingeniero confía en que cuando todo esté hecho, la carretera será mucho más fácil de mantener: “Vamos a tener una vía que será mucho más fácil de cuidar para los condados y mucho más segura para ser transitada por el público“.

El cañón Nine Mile ha sido bautizado como “la galería de arte más grande del mundo”. Sus escarpadas paredes son el hogar de al menos 1.000 yacimientos de arte rupestre, que contienen más de 10.000 imágenes individuales que se remontan a los indios de Fremont. También hay viviendas y graneros de los nativos americanos, así como ranchos construidos por los primeros pioneros de la zona. Según Patterson, el cañón contiene un registro continuo de la ocupación humana desde el periodo Arcaico hasta hoy en día y es por eso por lo que atrae tanto turismo.

Pero no sólo ha atraído la curiosidad de los interesados en la historia y en la arqueología. Dispone de abundantes reservas de gas natural que son accesibles desde las mesetas superiores y que han atraído la atención de los expertos en energía. En 2010, Bill Barrett Corp. obtuvo la autorización federal para perforar más de 600 pozos en la meseta. Como parte del proceso de aprobación, la compañía accedió a aportar diez millones de dólares, que serán destinados a la reconstrucción de la carretera y a la protección de los yacimientos arqueológicos.

La estimación es que, hasta el momento, se han gastado 10 millones de dólares en el proyecto. Un 10% se ha invertido en la vigilancia y en la conservación del cañón, así como en la supresión del polvo y la gravilla, que pueden dañar el delicado arte rupestre.

Se espera que el trabajo de la carretera esté terminado en diciembre, pero Patterson cree que los descubrimientos que se han producido en el proceso continuarán arrojando luz sobre el pasado del cañón durante los próximos años: “Estamos recibiendo un montón de información nueva que va a abrir un nuevo capítulo sobre lo que sucedió en el cañón, en cuanto a cómo los indios de Fremont y otros grupos vivieron aquí“.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.