Hallan restos de una residencia visigoda monumental en Guadamur

Gran Cruz de Guarrazar (MAN).
Gran Cruz de Guarrazar (MAN).

Un equipo de arqueólogos que trabaja con los restos del “Tesoro de Guarrazar“, un tesoro de orfebrería visigoda compuesto por coronas y cruces que fue hallado en 1858 en la huerta de Guarrazar en la localidad de Guadamur, han realizado nuevos hallazgos que apuntan que la localidad pudo ser una residencia de reyes visigodos.

Los investigadores creen que la residencia de los reyes visigodos podría tener una planta de unos 1.500 metros cuadrados y un monasterio-basílica, y además afirman que el edificio puede ser uno de los restos visigodos más importantes de España.

Según las investigaciones del arqueólogo Juan Manuel Rojas en 1858, los restos del “Tesoro de Guarrazar” se encontrarían en esta localidad ya que habían sido trasladados allí desde Toledo para evitar que fueran robados durante la época de la invasión musulmana.

Sin embargo, tras el hallazgo de las nuevas evidencias por parte de los arqueólogos, la hipótesis ha variado y ahora se piensa que los restos pudieron ser trasladados debido al monasterio que se encontraba allí, dejando entrever además el posible hallazgo de una iglesia “muy rica” en Toledo que aún no ha sido descubierta, pero que sería sorprendente.

En caso de ser hallada (sería la pieza que falta en la nueva teoría), se lograría explicar por qué existen dos coronas visigodas en Guadamur y seguiría además con el patrón de las cortes visigodas, en las que todos los reyes solían tener una segunda residencia además de la corte, la cual estaría en Toledo.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos