Hallan una tumba real maya en El Zotz

Arqueólogos de la University of Southern California han descubierto una tumba entre los restos de la ciudad maya de El Zotz, en Guatemala. Aseguran que podría contener los restos de un antiguo miembro de la realeza perteneciente a esta civilización.

Los investigadores han anunciado el descubrimiento de una cámara funeraria en El Zotz, un lugar aislado y en un profundo lugar dentro de la Reserva de la Biosfera Maya, confirmando que fue habitada por los pueblos indígenas hace aproximadamente unos 1.500 años.

El Zotz es un lugar que tiene aproximadamente un kilómetro cuadrado y se encuentra en pleno corazón de la selva. Cuenta con un enorme palacio y un gran templo así como otros más pequeños, así como diferentes viviendas. A este lugar, durante la época maya, se le conocía como Pa’chan, que quiere decir “Cielo Fortificado”.

No es la primera vez que se descubre algo en esta latitud dado que hace seis años se encontró una tumba intacta de un rey maya, la cual estaba enterrada bajo uno de los templos, una pirámide de unos 25 metros de alto aproximadamente.

El hallazgo no fue fácil de hacer dado que se encontró al final de un sendero excavado por saqueadores y estaba en muy malas condiciones, pero aún así, fue uno de los principales descubrimientos del año 2010.

Tumba real maya de El Zotz. Crédito: University of Southern California
Tumba real maya de El Zotz. Crédito: University of Southern California

El equipo de la University of Southern California utilizó toda su experiencia y equipo técnico para encontrar otra tumba, la cual se sospecha que pudo haber sido construida frente a la cámara original, pero desgraciadamente no la encontraron en el lugar donde estaban buscando. Finalmente dieron con la ubicación de la segunda cámara cuando se encontraban realizando labores de limpieza sobre una plataforma que cedió y permitió el descubrimiento.

Se encontró una pequeña zona repleta de raíces y maleza, las cuales consiguieron llegar hasta la cámara mortuoria y abriendo paso a ratas, las cuales accedieron y acabaron con todo el material orgánico que se encontraba en la tumba, arruinando lo que hubiera sido un formidable hallazgo.

En cambio encontraron varios cuencos policromados entre los que se encontraba el nombre de un rey, Bakad K’inich. Además, el equipo destacó que a pesar de no tener demasiado tiempo de permiso de trabajo, consiguieron documentar la cámara funeraria y preservar su contenido, haciéndolo antes de finalizar la temporada de campo con la que contaban.

Ahora se espera pacientemente al próximo año para profundizar más sobre este hallazgo, el cual seguramente revelará mucha información sobre el pueblo maya de estas latitudes.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro