Hipótesis sugiere que podría haber un trono de hierro en la cámara de Keops recién descubierta

Una nueva hipótesis basada en los Textos de las Pirámides, sugiere que la cámara recién descubierta en la Pirámide de Keops podría contener un “trono de hierro” para la vida futura del faraón.

piramides egipto

A comienzos de noviembre de 2017, se publicaron los resultados del proyecto Scan Pyramids, dirigido por Mehdi Tayoubi del Hip Institute en París, y Kunihiro Morishima, de la Universidad de Nagoya, Japón.

En él se describe el descubrimiento de un “enorme vacío”, una cámara de 30 metros de largo dentro de la Pirámide de Keops, y el reto actual para los arqueólogos es descubrir su función y su contenido.

Giulio Magli, Director del Departamento de Matemáticas y Profesor de Arqueoastronomía en el Politécnico de Milán, ha formulado una de las primeras hipótesis que ha sido publicada estos días en Nature:

La Pirámide de Keops, construida alrededor del año 2550 a.C., es uno de los monumentos más grandes y complejos de la historia de la arquitectura. Se accede a sus habitaciones internas a través de túneles angostos, uno de los cuales antes de llegar a la cámara funeraria, se ensancha y se eleva llegando a la llamada Gran Galería.

La habitación recién descubierta está sobre esta galería, pero no tiene una función práctica de “liberar peso”, porque el techo de la galería ya estaba construido con una técnica de ménsulas por esta misma razón.

El trono de hierro en la cámara de la Pirámide de Keops

Hay una posible interpretación que está en buen acuerdo con lo que sabemos sobre los rituales funerarios egipcios como se ve en los Textos de las Pirámides. En ellos se dice que el faraón, antes de llegar a las estrellas del norte, tendrá que pasar las “puertas del cielo” y sentarse en su “trono de hierro”.

Dentro de la Pirámide hay cuatro canales estrechos, del tamaño de un pañuelo, dirigidos a las estrellas. La vida futura del faraón era en el cielo, de acuerdo con los Textos de las Pirámides, y en particular en las estrellas del norte, como la Osa Mayor y Draco.

Dos de esos canales se abren a las fachadas del monumento, mientras que los otros dos llevan hacia pequeñas puertas. Una de ellas, la del sur, ha sido explorada varias veces sin resultados en tanto que la otra, la que da al norte, aún está sellada.

Estas puertas tienen todas las probabilidades representativas de ser “las puertas del cielo” y la del norte bien podría entrar en la sala recién descubierta. La habitación puede contener, en su extremo superior y exactamente debajo del ápice de la Gran Pirámide, un objeto que necesitaría Keops una vez que cruza las puertas: el “Trono de Hierro”.

Podemos tener una idea de cómo podría ser este objeto observando el trono de la madre de Keops, Hetepheres I, que ha sido encontrado en trozos y reconstruido por la Universidad de Harvard.

Es una silla baja de madera de cedro cubierta con láminas de oro y cerámica. Keops podría tener una similar, pero cubierta con finas láminas de hierro.

Claro que no sería hierro derretido sino hierro meteorítico, es decir caído del cielo en forma de meteoritos de hierro (distinguibles por el alto porcentaje de Níquel) y citado también los Textos.

El hierro meteorítico era conocido por los egipcios desde muchos siglos antes de Keops, y continuaron utilizándolo para objetos especiales diseñados para los faraones durante milenios, como por ejemplo la famosa daga de Tutankamón.

Una forma de verificar o descartar esta hipótesis es una nueva exploración del canal norte, algo que se quiere hacer desde hace muchos años. Sin embargo, es difícil asegurar que el canal norte conduce a la sala recién descubierta porque las imágenes disponibles son aproximadas.

Hipótesis sugiere que podría haber un trono de hierro en la cámara de Keops recién descubierta
Puntúa este artículo

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro