Indicios de vida humana hace 86 mil años en la cueva turca de Inkaya

Más leídos

Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

La cueva Inkaya al noreste de Turquía se esta investigando por arqueólogos, que han encontrado herramientas de pedernal y sílex, lo que ha demostrado presencia humana hace 86 mil años.

Las excavaciones han confirmado la presencia y poblamiento del territorio durante el Paleolítico medio (es decir entre 250 mil a 50 mil años), por largos períodos de tiempo, ya que en este lugar los humanos podían abastecerse de numerosas materias primas.

Este hecho ha cambiado la percepción de esta zona en Turquía, debido a que anteriormente, no se contaban con suficientes vestigios de presencia humana como en otros lugares, revelándose que en realidad, esta zona era un punto muy importante de poblamiento durante aquella época.

Entre las herramientas encontradas destaca una que posee una parte dentada, lo que ha llevado a los investigadores a conjeturar que era como una sierra actual; de igual manera, encontraron herramientas con mangos que pudieron provenir de restos de árboles, hueso o resina.

Sí bien, hasta ahora se han encontrado varias herramientas y la cueva está hecha de pedernal, una importante materia prima; todavía no se han encontrado restos orgánicos de ningún tipo, ni huesos animales, restos de plantas ni mucho menos esqueletos humanos.

- Advertisement -

Más artículos

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -

Últimos artículos