lunes, septiembre 21, 2020
Inicio Arqueología de España La búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes

La búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes

miguel de cervantes retrato

Miguel de Cervantes (1547-1616), reconocido escritor, poeta, dramaturgo y novelista español, sigue siendo noticia tras cuatro siglos de su muerte. Considerado en vida una de las mayores figuras de la literatura española por obras como La Galatea, Novelas ejemplares o Don Quijote de la Mancha, vuelve a adquirir un papel protagonista para las autoridades madrileñas. Se anunciaba así el inicio de la búsqueda de los restos del escritor hispano que marcó la literatura de su época, universalizando al famoso Don Quijote de la Mancha.

Una iniciativa que ha salido adelante gracias al acuerdo de varias instituciones públicas y privadas para financiar la expedición. Aunque aún se carece de fecha de inicio, los trabajos requerirán de un proceso de varios meses avalado económicamente por el Ayuntamiento de Madrid y con el apoyo de la Real Academia Española (RAE). La espera se centra en la obtención de los permisos expedidos por el gobierno regional y el arzobispado de la ciudad, entre otros trámites.

Se trata de un personaje cuyo reconocimiento traspasa las fronteras nacionales y, a pesar de conocer todo acerca de sus obras, especialmente de “Don Quijote de la Mancha”, el paradero de sus restos es aún desconocido. Entre los argumentos esgrimidos ante el Ayuntamiento de Madrid para secundar el proyecto se encontraba el hecho de que se tiene la suficiente documentación sobre el entierro de Cervantes, ocurrido en el convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid, como para poder encontrar los restos del dramaturgo.

La Consejera de Cultura, Ana Isabel Mariño, informaba de que el Ayuntamiento de Madrid, a través de un promotor, ha solicitado autorización para utilizar un georradar en el emplazamiento anteriormente citado. Una petición que está pendiente de aprobación hasta que no se aporte más documentación al respecto. Cuando esto suceda y la Comunidad de Madrid considere que “todo el expediente está a pleno rendimiento y todos los extremos absolutamente claros”, se obtendrá la autorización pertinente para su empleo.

El georradar podría facilitar las tareas de búsqueda en gran medida, dado que, tal y como señalaba Mariño, “es una forma de investigar novedosa que recoge cavidades en el subsuelo”. En cualquier caso, tendremos que aguardar a ver cómo avanzan los trámites “hay que esperar a que completen el proyecto que nos han presentado; después decidiremos si autorizamos o no”.

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

El cambio climático habría provocado el declive de la civilización del valle del Indo hace más de 3.000 años

Durante la investigación en la cual se aplicó un nuevo modelo matemático, se analizaron los datos paleoclimáticos de los últimos 5.700 años...

Encuentran el primer barco usado para tráfico de esclavos mayas en Yucatán

A dos millas náuticas (3.7 kilómetros) del puerto yucateco de Sisal, municipio de Hunucmá, investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia...

Revelan la variedad de alimentos que consumían los neandertales

De acuerdo con la paleoarqueóloga Rebecca Wragg Sykes, la dieta neandertal no se basaba únicamente en carne cruda, sino que incluía insectos,...

Descubren piedras talladas de «una magnífica estructura real» de la época del reino de Judá en Jerusalén

Los expertos destacan el gran nivel de elaboración de los capiteles encontrados y el alto grado de conservación de los artículos.

Comentarios