La controversia sobre la nueva tumba de Jesús

Historiadores bíblicos están estudiando una tumba que podría ser la de Jesús, aunque las pruebas no son tan claras como ellos las ven.

Arqueólogos que trabajan en Jerusalén dicen que el descubrimiento que han hecho en una tumba que data de los tiempos de Jesús, podrían arrojar luz sobre los orígenes de la cristiandad.

El historiador bíblico James Tabor, profesor y director de estudios religiosos de la Universidad North Carolina en Charlotte, está trabajando con un equipo liderado por el controvertido director Simcha Jacobovici en el lugar. Usando una cámara insertada en un brazo robótico, el equipo encontró un grabado de 2.000 años de antigüedad que creen habla de la resurrección de Jesús en un osario (una caja de sepultura de piedra caliza que contiene restos humanos) en una tumba del siglo I.

Es casi como una sensación de paisaje lunar, algo misterioso, un tipo de silencio, un sentimiento reverencial”, dice Tabor. “Debido a que esta gente murió hace 2.000 años y ahora nosotros estamos investigando sus memorias pasadas, cómo enterraban a sus muertos, lo que dejaron detrás, eso estaba ahí y después vino la excitación de ¿Encontraremos algo o será otra tumba judía?”.

La ballena de Jonás en la tumba encontrada

Pero el equipo piensa que han encontrado mucho más que eso. Tabor cree que el grabado encontrado en el osario muestra la historia bíblica de Jonás, que fue devorado por una ballena en el Libro de Jonás.

Para muchos cristianos, la historia del Antiguo Testamento de Jonás y la ballena es un símbolo de la resurrección de Jesús. Si el grabado es de Jonás, como Tabor cree, dice que podría ser el primer símbolo cristiano jamás encontrado. Sin embargo, muchos estudiosos bíblicos no lo acaban de ver.

Mark Goodacre, un profesor asociado de estudios religiosos de la Universidad de Duke especializado en el Nuevo Testamento, dice que hay otras explicaciones mucho más probables de lo que el grabado podría ser, como un jarrón con asas. “Es una vasija. Es un jarrón. Es un jarrón que se parece a los que puedes encontrar de comienzos del periodo romano”.

Pero Jacobovici y sus colegas creen que en las letras griegas encontradas en otro osario a unos pies de distancia del grabado también se refieren a la resurrección. “Ahora bien, si estaban diciendo que se levantó o se iba a levantar, nosotros podemos discutir sobre ello, pero los hallazgos son en sí mismos, arqueología que arroja luz sobre el big bang del cristianismo”, dice.

Pero de nuevo, los estudiosos religiosos dicen que es más como un gran busto. “Están viendo cosas que simplemente no están ahí”, dice Goodacre. “Su cabeza está llena de ‘El código Da Vinci’”.

Robert Cargill, un profesor asistente de estudios clásicos y religiosos en la Universidad de Iowa, contó en ‘Nightline’ que la imagen original del grabado que Tabor le envió está “claramente exponiendo las asas”, pero que las asas no aparecen en la imagen que distribuyó a la prensa.

Hay claramente unas asas en lo alto de lo que se llama la imagen del ‘pez Jonás’, pero Tabor y Jacobovici no la incluyeron en las réplicas del museo o en la imagen CGI”, dice Cargill. “Ningún estudioso excepto aquellos que trabajan con o para Simcha en este u otro proyecto creen sus conclusiones… La evidencia no sostiene sus conclusiones sensacionalistas. Pero esto no les ha impedido pararse a pensar que puede ser verdad, así que en sus mentes es verdad”.

Jacobovici ha sido criticado con anterioridad cuando hace cinco años llegó a la conclusión de que había encontrado la tumba de la familia de Jesús, junto con obituarios que contenían los huesos de su madre, María, el mismo Jesús, María Magdalena y probablemente (como se cuenta en “El código Da Vinci”) su amado hijo.

Pero Tabor, como otros, cree que Jacobovici ha encontrado algo significativo, que las dos tumbas, apartadas por apenas 200 pies, están relacionadas de alguna manera. Tabos ha estado colaborando en un nuevo libro llamado ‘The Jesus Discovery’ (El Descubrimiento de Jesús).

Tenemos una tumba que tiene los huesos de Jesús y a 200 pies gente celebrando su resurrección”, dice Tabor. “Fueron capaces de poner esto junto de una manera en que probablemente la gente de hoy día no ha considerado”.

Sin embargo, como Goodacre ha señalado, no hay evidencias de que la tumba tenga que ver con Jesús. Pero en lo que están de acuerdo Jacobovici y sus críticos es que la exploración de estas nuevas tumbas del siglo I es “realmente excitante”.

La controversia sobre la nueva tumba de Jesús
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados