La guerra y el abandono ponen en peligro el patrimonio de Gaza

Los años de conflicto se han cobrado un alto precio en siglos de historia de Gaza, y así lo ha reflejado un estudio de la BBC. Aunque las huellas de su rico pasado aún permanecen, la carrera para preservar los restos que han sobrevivido está llena de problemas. Fundada hace milenios, Gaza se ha construido capa sobre capa desde la Edad de Bronce. Al final de cada época, las personas que vivían en la zona dejaban atrás los restos de su sociedad, tales como iglesias, monasterios, palacios, mezquitas y miles de objetos valiosos.

Iglesia abandonada en Gaza
Iglesia abandonada en Gaza

El Ministerio de Turismo y Antigüedades es el organismo oficial encargado de las excavaciones arqueológicas y la conservación de los descubrimientos, pero debido a que sus oficinas fueron arrasadas cuando las bombas israelíes cayeron sobre ellas durante el conflicto con los militantes en noviembre y las bombas afectaron a muchos lugares de interés histórico, sus investigaciones se han topado con muchos obstáculos.

Debido a las restricciones de entrada y salida en Gaza por Israel y la falta de apoyo por parte de grupos externos, “la gente que trabaja aquí no puede viajar y conseguir herramientas para poder excavar de manera precisa y es difícil conseguir los materiales necesarios para limpiar y restaurar las monedas”, explicó Hayam Albetar, arqueólogo del Ministerio.

Algunos de los descubrimientos más significativos vienen del puerto de Gaza, que durante cientos de años fue la puerta de entrada a Oriente, donde se exportaban perfumes, telas y especias. Cuando la línea de playa desapareció, dejó tras de sí un gran tesoro arqueológico. “En un día normal, se pueden ver los cimiento del Puerto Mayumas bajo el agua, y de momento hemos descubierto varias monedas y piezas de vidrio y cerámica”, indicó un historiador local.

Ruinas del monasterio de San Hilarión en Gaza
Ruinas del monasterio de San Hilarión en Gaza

Pese a la importancia del legado arqueológico de Gaza, se presta poca atención a los elementos que han sobrevivido al pasado. Los habitantes de Gaza están demasiado preocupados por el desempleo y las malas condiciones de vida como para prestar atención a las ruinas y las antigüedades.

Sin embargo, la historia está por todas partes: los Baños Al-Samra y la Mezquita de Al-Omari han sido restaurados para recuperar su antiguo esplendor, y el Casco Antiguo de Gaza revela sus estructuras de piedra arenisca por toda la calle.

El coste humano de los conflictos y atentados siempre es devastador. Pero que un lugar con tanta historia reciba daños colaterales y existan tantas trabas para el intercambio de herramientas y conocimiento arqueológico, es un hecho que puede provocar que la rica historia de Gaza se pierda para siempre.

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.