La mayor colección militar nazi

Un británico ha acumulado, gracias a su esfuerzo, una de las mayores colecciones de objetos nazis.

Ejército nazi entrando en París
Ejército nazi entrando en París

Kevin Wheatcroft es un inglés de 55 años que tiene en su poder la mayor colección de objetos nazis y vehículos militares valorada en 100 millones de libras. Acumular estas cosas le costó décadas de búsquedas, viajes y negociaciones y durante muchos años mantuvo su colección sólo visible para familiares y amigos pero ahora ha decidido abrirla al público, según ha informado el periódico ‘The Guardian’.

Quiero que el público vea todo esto. No hay mejor modo para entender la historia. Pero solo soy un hombre y hay mucho material“, comentaba Wheatcroft sobre su deseo de exponer sus artículos y máquinas.

El británico ha conseguido juntar 88 tanques después de recorrer el norte de África, las estepas rusas o la península del Sinaí. También hay vehículos híbridos. Entre las curiosidades de la colección se encuentran la puerta de la celda de Hitler de su estancia en la cárcel de Landsberg después de que fuera condenado a presidio por el ‘Putsch‘ de Múnich. Durante su estancia en la cárcel escribió su famoso libro ‘Mi lucha’.

El comercio de antigüedades del Tercer Reich está prohibido o fuertemente restringido en Alemania, Francia, Austria, Israel y Hungría.

Wheatcroft es hijo de un millonarios que vivió su pasión desde que era muy pequeño. A los cinco años sus padres les regalaron un casco de las SS, la guardia personal de Adolf Hitler. A los quince años, Wheatcroft gastó el dinero que su abuelo le regaló por su cumpleaños en tres Jeeps de la Segunda Guerra Mundial, que él mismo restauró y vendió. Cuando se hizo mayor siguió invirtiendo su dinero en vehículos y tanques de guerra y trabajó en una firma de ingeniería en Leicestershire, que es donde reside actualmente. Desde joven empezó a viajar por Europa y el norte de África buscando tanques y vehículos militares para poder restaurarlos luego.

Wheatcroft tiene una fortuna de unos 120 millones de libras gracias a la herencia de su padre, el Museo del Motor que regenta y la posesión de una pista de carreras de Donington Park, lo que le ha permitido financiar su repertorio de vehículos y objetos nazis, la ‘Wheatcroft Collection’.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

more recommended stories